Rotulado nutricional y etiquetado frontal en los envases de alimentos

Producir XXI, diciembre 2020

Información nutricional de los empaques

Rotulado nutricional y etiquetado frontal en los envases de alimentos

Lic. Josefina Marcenaro
Licenciada en Nutrición
jmarcenaro@hotmail.com

Pocos consumidores saben leer y entender las etiquetas de los envases de alimentos. Para facilitar ahora se ha agregado el etiquetado frontal como advertencia sanitaria.

Rotulado nutricional

Actualmente el rotulado de envases de alimentos en Argentina se regula por el Código Alimentario Argentino (CAA). Las disposiciones del CAA son de contenido higiénico sanitario, bromatológico y de identificación comercial.

La lectura de las etiquetas de los alimentos es una práctica poco frecuente en la Argentina. Antes de la pandemia, el 30% de la población dijo leer la tabla de información nutricional según datos de la Segunda Encuesta Nacional de Nutrición y Salud publicada en 2019.  

El rotulado nutricional de envases de alimentos muestra información en tablas de composición nutricional. La evidencia a nivel internacional ha demostrado que este tipo de rotulado no es de fácil comprensión y no cumple la función de informar a la población sobre los componentes principales de un alimento para que puedan realizar una selección más saludable de los alimentos que consumen. Son pocos los consumidores que saben leer y entender la etiqueta.

El etiquetado frontal

El etiquetado frontal de cada alimento y bebida es una advertencia sanitaria. Establece un esquema de sellos de advertencia frontales en los envases, que alertan al consumidor cuando el producto presenta exceso de algunos componentes, entre los cuales se incluyen azúcar, sodio, grasas (saturadas y totales) y el valor energético (calorías). Para ello, se busca establecer la obligatoriedad de incorporar un octógono negro, que le avise al consumidor que, respecto de ese determinado contenido, se supera determinados umbrales.

El objetivo es modificar hábitos de consumo y hacer más sencillo el acceso a la información sobre la composición nutricional de los alimentos.

Actualmente con frecuencia nos encontramos con envases en nuestras manos que apenas se pueden leer, ya sea por el tamaño, el color de la leyenda o la calidad de la misma. 

La ley de etiquetado frontal de productos alimentarios, a su vez, establece regulaciones que avanzan más allá del empaquetado y, entre otras cosas limitaría el uso de claims nutricionales (Información Nutricional Complementaria) en alimentos con octógonos negros.

Esperamos seguir avanzando en esto, con etiquetados más claro, con rótulos legibles, octógonos que alerten y llamen la atención así el consumidor puede saber lo que compra.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 − uno =