Pero a pesar de todo… el futuro depende de nosotros

Pero a pesar de todo… el futuro depende de nosotros

Es real que en nuestro querido país “no se gana para sustos”. Si no es por un motivo es por otro, pero parece que estamos condenados a vivir de crisis en crisis. Ya pasamos muchas y con cada una sufrimos todos, y en especial los que menos tienen. Parece que no aprendemos… o, mejor dicho, no aprenden los que nos gobiernan. ¡Y eso que han pasado gobiernos de todo tipo y color!
Ojalá los diferentes gobiernos hubieran hecho, y hagan en el futuro, lo mejor para el conjunto de la población. Pero la realidad está muy lejos de esto y entonces nos viene el desánimo… pero lo que vemos en la vida real es que aún con malos gobiernos, hay gente que progresa y otros que van para atrás. Eso nos muestra que la clave está en lo que cada uno hace. La solución no depende exclusivamente del gobierno de turno, sino que, por el contrario, mucho más influye lo que cada uno hace y cómo lo hace. Veamos el ejemplo del tambo.

Lo analizamos con un tambo de unas 135 has ocupadas con sus vacas adultas, es decir VO+VS, que ordeña unas 150 VO y logra 3.450 litros/día, a 23 lts/VO/día. Promedia así una buena productividad anual, de unos 9.400 lts/haVT/año, lo que es bastante más (un +20%) que el promedio nacional estimado en alrededor de 7.800 lts/ha. Con esa producción su tambo factura por leche, alrededor de $1,5 Millón/mes y es posible que le queden, a valores de hoy, unos $250.000 mensuales de resultado neto. Dependiendo de la zona donde esté ubicado el tambo, podríamos decir que se trata de alguien que trabaja bien, al menos mejor que muchos otros. Así y todo, si lograra incorporar y mantener algunas mejoras, sus números mejorarían mucho.
Veamos algunos ejemplos:

  • Si baja la mortandad de vacas, pasando de 10% a 7%, sobre 190 VT, son 6 vacas más que se venden de 550 kg de peso a 55 $/kg… y esto ya son $ 180.000 netos adicionales/año.
    Si mejora la crianza y recría y consigue tener pariendo cada año unas 10 vaquillonas más que destina a venta a $60.000 cada una… son otros $300.000 netos adicionales por año ya descontado su costo estimado en el 50%.
  • Si trabaja mejor la reproducción, dando buen seguimiento con su veterinario y entrenando bien a su gente, y consigue bajar, por ejemplo, en 20 días sus DEL (“Días En Leche” o promedio de días de lactancia del rodeo) como media anual, logrará al menos 1,0 litro más por vaca y por día con la misma alimentación y todos los mismos costos, salvo % del tambero y algunos más que podrían sumar un 20%. Un litro más de leche por vaca en ordeñe y por día por todas las VO y todos los días del año es mucho dinero… nada menos que $660.000 netos adicionales por año.
  • ¿Cuánto suman sólo estas 3 mejoras? … alrededor de $1,14 Millones por año, es decir el monto neto que le deja su tambo en 4,5 meses. Sólo esas mejoras, si las logra y las mantiene, le adicionan por año el mismo dinero extra, ya descontado los costos, que 4,5 meses de trabajo de su tambo. Pero las mejoras son un proceso continuo y hay más para acomodar, es decir que se podrían sumar más mejoras.

Del impacto de más producción por ha. nos habla el gráfico de nuestra tapa de este mes. Está tomado de la web de OCLA, el Observatorio de la Cadena Láctea Argentina, y es un trabajo de INTA. Allí nos muestra que cuanto más leche produce un tambo por cada hectárea, mayor es su resultado neto, lo que comunmente se llama “su ganancia”. Esto se amplía en la primera nota de la revista de este mes.
Es como decimos en nuestra tapa, no esperemos que vengan gobernantes “salvadores”, que además la experiencia no nos alienta a esperar eso. El camino es nuestra propia eficiencia “a pesar de todo…el futuro depende de nosotros”.

Hasta el próximo mes, en el que cumplimos 28 años de Producir XXI, 336 ediciones en 336 meses.

Ing. Luis Marcenaro
Director de Producir XXI

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 − cuatro =