Más reuniones de La Serenísima para impulsar la lechería nacional

Programa mejoras con Seguimiento

Más reuniones de La Serenísima para impulsar la lechería nacional

Abiertas a todos los productores y asesores de cada zona

El Ing. Fernando Giménez de INTA presentó los nuevos cultivares de avena.

Verdeos de invierno y manejo de la vaca en transición, dos temas claves para estos meses del año

En Pigüé y Rivera, Bs As, los días 13 y 14 de febrero la empresa Mastellone Hnos., La Serenísima, realizó dos nuevas reuniones técnicas para productores, operarios de tambo y profesionales asesores. Las mismas se desarrollaron en el marco de su Plan Más Leche, con el aporte técnico de Producir XXI como parte del Programa Mejoras con Seguimiento.

Los verdeos fueron abordados por el Ing. Agr. Fernando Giménez, de la Estación Experimental Agropecuaria INTA Bordenave. Aseguró que la avena es el principal verdeo, ya que se siembran aproximadamente 2 millones de hectáreas, y además de su alta producción de pasto, se destaca de otros verdeos por mantener una alta calidad en los estadios reproductivos. También es utilizada con doble propósito (pasto y grano), para la producción de granos, para realizar reservas de forraje (silajes de planta entera y rollos) y para generar cobertura en sistemas agrícolas de siembra directa, aseguró.

Los nuevos cultivares muestran un significativo aumento productivo. El INTA, a través de su programa de mejoramiento genético, desarrolla cultivares superadores, con diferentes características y atributos de producción. Al excelente cultivar Elizabet INTA, que está en plena expansión por su productividad y adaptabilidad a múltiples ambientes, se suman los cultivares Florencia INTA, Juana INTA y próximamente Paloma INTA. Recomendó a los productores asesorarse adecuadamente ya que la diferencia productiva y económica es muy grande.

Fecha de siembra, los retrasos generan menor producción de forraje y retardan significativamente el primer pastoreo, así, ejemplificó, las siembras de febrero permiten que el primer pastoreo sea a los 45-50 días, mientras que las de marzo lo hacen a los 57-62 días, y las de abril recién a los 88-95 días.

Además, la falta de fertilidad en el suelo, especialmente de fosforo y nitrógeno, limitan en crecimiento y producción de pasto. Ambos nutrientes son limitantes y ante sus escases requiere la aplicación de fertilizantes. 

El Dr. Juan Testa de GEPSA expone en Pigüé.

Usar semilla “más barata”

Muchos productores “ahorran” sembrando semilla cualquiera comprada a algún vecino, sin identificar, sin pureza y con baja germinación. Veamos los números:

  • 80 kg semilla/ha x 15 $/kg de buena calidad: 1.200 $/ha sembrada
  • 80 kg semilla/ha x 6 $/kg de baja calidad: 480 $/ha sembrada
  • “Ahorro” por comprar semilla barata: 720 $/ha, que dividido 9,60 $/litro de leche son unos 75 litros/ha de “ahorro”.
  • Esos 75 litros leche/ha dividido 1,1 litro leche/kg MS (materia seca) consumida son unos 68 kg MS/ha, que dividido por 0,60 (por 60% de aprovechamiento real del forraje) resulta ser unos 114 kg MS/ha que el productor “se ahorró” por comprar semilla “barata”. Pero • La diferencia en productividad entre usar semilla buena o sembrar semilla inferior se puede estimar en unos 1.200 kgMS/ha/año por lo menos, es decir que usar semilla de 1ra calidad genera un beneficio de 10,5 a 1 (1.200 kgMS/114 kgMS).

Visita al preparto de la Escuela Agraria de Rivera.

Participantes en la reunión de Pigüé.

Luego el Ing. Agr. Sebastián Tellaeche y el Méd. Vet. Juan Testa, representantes de Gepsa, brindaron recomendaciones para minimizar las pérdidas que suelen darse durante el período conocido como Vaca en Transición. El mismo se extiende entre 21 a 28 días pre y posparto, y resulta crítico para la salud, producción y rentabilidad de las vacas lecheras, debido a que la mayoría de los desórdenes de salud ocurren durante esta etapa.

Preparto

Son 3 semanas antes del parto. Una de las características más importantes a tener en cuenta en este período es que el consumo de materia seca que cae mucho hasta el parto, mientras los requerimientos por el contrario se mantienen e incrementan. Las recomendaciones principales:

  • Usar alimentos de buena digestibilidad y concentrar la dieta en nutrientes para cubrir los requerimientos.
  • La relación forraje concentrado podría llegar a ser del 50:50.
  • La dieta debería ser formulada con los mismos ingredientes de las vacas frescas.
  • Es importante el suministro de un heno de buena calidad, más allá de que busquemos con su uso un efecto de llenado ruminal.
  • Un exceso de potasio (K) en la dieta preparto puede causar problemas de vacas caídas.

Vaca fresca

Durante los 21 a 28 días posteriores al parto, con un consumo deprimido respecto de la demanda de nutrientes generada al desencadenarse la lactación, la vaca movilizará rápidamente sus reservas. Entonces el suministro de una dieta nutricionalmente balanceada orientada a mejorar el consumo, evitar trastornos metabólicos y disparar el pico de producción de leche no puede hacerse esperar. Algunas recomendaciones básicas:

  • Concentrar la dieta para cubrir las demandas de nutrientes.
  • El 55 a 60% de esta dieta debe estar constituido por forrajes de excelente calidad.
  • Lograr dietas altas en almidón
  • Se recomiendan dietas altas en concentración de proteínas que estimulan el consumo y la producción; de entre un 17/18% Proteína Bruta.

Al concluir, recomendaron recurrir al asesoramiento profesional, fundamental para la producción y la economía del tambo.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × dos =