Ayuno intermitente, ¿SI O NO?

Producir XXI, Julio 2021

Ayuno intermitente, ¿SI O NO?

Lic. Josefina Marcenaro
Licenciada en Nutrición
jmarcenaro@hotmail.com

El ayuno intermitente implica abstenerse total o parcialmente de comer durante un tiempo determinado, antes de volver a comer de forma regular. Mucho es lo que se escucha últimamente sobre la magia de ésta práctica. 

Antes que nada aclaremos el concepto de “Ayuno intermitente”
Se trata de un esquema de alimentación que va por ciclos, con períodos de ayuno y otros de alimentación. La idea es centrarse en qué momentos se puede ingerir alimentos, aunque es muy importante que en el período de alimentación conste de una dieta sana y equilibrada.

Si lo pensamos bien, en realidad, es algo que hacemos de forma natural: ayunar durante un periodo de tiempo. Generalmente desde la cena hasta el desayuno solemos “ayunar”. Pero en el caso del ayuno intermitente que está muy de moda ahora, se propone ampliar el rango de horas de no ingesta y elevarlo.

Los más difundidos son:

  • 16/8: Es decir, pasar 16 horas sin comer (sí se permite beber agua, café o té) y después ocho horas volviendo a tomar alimentos.
  • 20/4: Veinte horas de ayuno y 4 horas de alimentación. Podrás hacer una o dos comidas.
  • 12/12: Este tipo de ayuno consiste en dejar pasar doce horas entre comidas.
  • Ayuno en días alternos o 5/2: Consiste en comer con normalidad 5 días a la semana y realizar el ayuno los otros dos días. 

En rasgos generales, la “dieta del ayuno intermitente” te permite comer prácticamente lo que quieras durante los horarios establecidos. En estas prácticas sólo se especifica el horarios de las comidas, pero lo lógico es optar por alimentos saludables: el ayuno intermitente no se debe usar como excusa para después poder darse un atracón de alimentos ultraprocesados. Más que nunca, elegir demasiados alimentos ricos en azúcares, harinas refinadas y grasas poco saludables sería totalmente contraproducente.

Ahora bien… ¿está recomendado esto para bajar de peso?
Los expertos son cautelosos cuando se refieren a la generalización de este método de adelgazamiento, aunque coinciden en que sólo es efectivo a corto plazo. También recomiendan que a demás de llevar a cabo un ayuno pautado, se cuente con un plan de mantenimiento posterior a la dieta, que impida recuperar los kilos perdidos.

Personalmente no recomiendo este tipo extremo de planes. Yo apuesto a cambio de hábitos saludables y siempre les explico a mis pacientes que el “ayunar” por la noche es lo lógico y fisiológico. No estamos haciendo nada más que respetar nuestro ritmo circadiano.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 5 =