Trastornos alimentarios

Alimentos y salud.

Trastornos alimentarios

Lic. JOSEFINA MARCENARO

Licenciada en Nutrición

jmarcenaro@hotmail.com

Cada vez es más alarmante la cantidad de casos y la edad en la que aparecen. En Argentina, según datos de la Asociación de Lucha contra la Bulimia y la Anorexia (ALUBA), el 37% de las mujeres entre 15 y 20 años sufre un trastorno alimentario. La anorexia y la bulimia afectan a 7 millones de mujeres y a 1 millón de hombres en todo el mundo.

A la Anorexia Nerviosa y a la Bulimia se llega siempre por el camino de la dieta
El ritmo de vida actual sumado al estereotipo de belleza expuesto y fomentado nos lleva a una situación cada vez más grave y alertador. Hay mucha disponibilidad de información en páginas webs con tips para bajar de peso, como dejar de comer, etc., que agravan aún más el problema. Los enfermos encuentras allí cómplices y aliados en su desorden emocional.

La presión social es muy grande, tanto, que no hay reunión en la que no se toque el tema del “peso”, de los “kilitos de más” o de “la dieta de moda”. Toda la población en general está preocupada por la figura. Por alcanzar eso que muestran en las revistas o la televisión, por realizar el tratamiento mágico que nunca termina cumpliendo con las expectativas.

El culto al cuerpo “perfecto”, a esas curvas insalubres que el marketing hace creer que si las tenes sos feliz, es el caldo de cultivo donde la enfermedad brota y se expande.

1 de cada 25 jóvenes argentinos sufre de Bulimia o Anorexia
Es importante que tomemos conciencia de lo que estos porcentajes reflejan, y que intentemos detectar qué pasa a nuestro alrededor, en nuestra familia y en la escuela, qué pasa con nuestros hijos y con los amigos de nuestros hijos. Estos problemas suelen estar más cerca de lo que nosotros pensamos. Y cuando piden ayuda por sus propios medios generalmente la enfermedad está muy avanzada.

Las patologías alimentarias, aumentaron en el último decenio en la Argentina un 350% entre los varones adolescentes, “debido al énfasis actual en la cultura de la belleza, que hace que los jóvenes se interesen extraordinariamente por sus físicos”, según el panorama que expresan desde la Asociación de Lucha contra la Bulimia y la Anorexia (Aluba).

Los trastornos alimenticios pueden desarrollarse a través de la combinación de condiciones psicológicas, interpersonales y sociales. Sentimientos inadecuados, depresión, ansiedad, soledad, así como problemas familiares y derelaciones personales pueden contribuir al desarrollo de estos trastornos. La idealización obsesiva de nuestra cultura por la delgadez y el “cuerpo perfecto”, también es un factor contribuyente a los trastornos alimenticios.

Entonces…
Es importante estar alertas, generar un ambiente sano en casa, donde se vea que la felicidad no lo da un cuerpo perfecto o comer tal o cual cosa. Aunque los trastornos se refieren al acto de comer, no tienen relación directa con la comida. Su base está en el miedo a vivir y a crecer, al no pertenecer. Las señales más claras de estas enfermedades se descubren a través de: el rechazo a mantener el peso corporal por edad y talla, lo que ocasiona una pérdida importante de peso.

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *