Producir más por hectárea genera más beneficio, y al trabajar con mayor carga se produce más.

Dos trabajos, uno del INTA y otro de Producir XXI nos ilustran sobre algo tan importante como lograr mayor beneficio por cada hectárea del tambo.

Producir más por hectárea genera más beneficio, y al trabajar con mayor carga se produce más

Ing. Agr. María José Salgado y Agustina Curcio.

Producir XXI Central.

La mayor productividad genera más beneficio
El gráfico N°1 está tomado de la pag web de OCLA, el Observatorio de la cadena láctea, y reproduce información generada por INTA, a valores de julio 19. Muestra la relación entre el nivel de productividad en litros de leche/haVT/año (eje horizontal) y el resultado económico del tambo en $/haVT/año (eje vertical). Vemos que, a mayor productividad del tambo, mayor es su resultado económico expresado como ingreso neto en $/ha/año.

Trabajar con mayor carga genera más productividad (litros/haVT/año)
El gráfico N°2 surge del trabajo de Producir XXI en tambos remitentes a Mastellone Hnos, La Serenísima, ubicados en Córdoba, en el marco del PMcS, Programa Mejoras con Seguimiento. En este gráfico se muestran los datos de 28 tambos ubicados desde San Basilio y Adelia María hasta Canals. Cada tambo está representado por dos barras y ambas responden a la escala vertical de litros/haVT/año del lado izquierdo: la más clara que aparece atrás es su productividad total anual y la de mas al frente, de fondo mas oscuro y bordes con guiones son los litros libres de alimentos, es decir, descontados los litros necesarios para pagar los alimentos que consume el rodeo. Los 28 tambos están ordenados desde el de menor cantidad de litros libres/haVT/año (sería peor su resultado económico) al de mayor cantidad de litros libres (mejor resultado).​

El dato de litros libres/haVT/año es una forma de orientarse acerca del resultado económico del tambo, pero no incluye todos los costos sino sólo el costo de los alimentos. Es una orientación. Por otra parte, la diferencia de altura entre ambas columnas indica la parte de la producción que “se llevan” los alimentos.
En el gráfico N°2 además para cada tambo aparece un punto remarcado que indica la carga según la escala de la derecha. Por ejemplo, el 1er tambo comenzando por la izquierda muestra una carga de 1,0 VT/haVT y el último de la derecha indica una carga de 2,75 VT/haVT. La línea punteada clara que corre de izquierda a derecha como uniendo aproximadamente los puntos que indican la carga de cada tambo muestra la tendencia de esas cargas.
Lo que claramente demuestran los datos de estos 28 tambos reales es que cuanto mayor es la carga con que trabaja un tambo, mayor es su productividad. Lógicamente para trabajar con alta carga animal con menos riesgo será muy conveniente tener disponible una buena cantidad de forrajes conservados y pensar en una estrategia de buen nivel de suplementación con concentrados. Para todo esto, así como para muchos otros aspectos del tambo, tales como la mejor sanidad y reproducción, los mayores niveles de producción individual y el logro de altas producciones de forrajes, por ejemplo, es clave que los productores trabajen con real participación de su veterinario de confianza y con el apoyo de asesoramiento agronómico adecuado.

Gráfico 01
Gráfico 02

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − 8 =