Editorialseptiembre

A pesar de todo, planificar… improvisar sería peor

Las cosas están complicadas, lo sabemos, lo vivimos. Cada uno de los habitantes de nuestro querido país lo sufrimos en carne propia. En especial quienes nos ganamos la vida honestamente, trabajando con constancia y mucho esfuerzo.
En la lechería también se ha complicado el panorama. Los costos han subido, mientras el precio de la leche que comenzaba a acomodarse ahora va más despacio. Pero no podemos bajar los brazos porque sería peor. Cada uno vive de su trabajo y de él depende. Tanto el productor como el profesional asesor, el contratista de siembras o de silaje, etc.

Pero no pararse a pensar, a planificar, sería peor. Veamos:

¿Por que planificar en una empresa rural?

  • Porque las cosas salen mejor.
  • Porque al final cuestan menos.
  • Porque se hacen en tiempo y forma.
  • Porque así se reparten mejor y más fácil las responsabilidades a tiempo.
  • Porque el equipo humano está más a gusto si sabe que, cómo y cuándo debe hacer algo.

¿Por qué hablamos de esto en estos momentos, en medio de tanta crisis?

  • Porque es la época del año clave para tomar decisiones en muchos aspectos.
  • Porque ya tenemos que definir los potreros que van a cultivos de cosecha de verano, cuáles van a verdeos, cuáles irán luego a praderas nuevas, etc.
  • Porque si no tratamos con tiempo con el contratista de siembra y el de la ensilada, luego los trabajos se harán tarde, mal… y en muchos casos nunca… “No, en ese lote al final no hicimos nada… quedó”. Pero de eso no podemos echarle la culpa a nadie, ni al gobierno siquiera.
  • Y porque en el torbellino en el que vivimos lo mejor es parar, pisar la pelota, mirar el panorama y luego seguir.

Un solo ejemplo:

  • Un lote de maíz para silaje: la diferencia entre hacer las cosas bien, “como Dios manda” o hacerlas “a la que te criaste” son unas 8-10 ton menos de silajepor hectárea. Eso son unos 3.000 kg menos de MS, materia seca, por ha y el invierno siguiente son unos 3.000 litros de leche menos que hoy a 7,20$/litro son nada menos que $21.000 en leche por cada ha de silaje…¡el contratista le hubiera salido gratis y todavía quedaba.
  • Hay que convencerse: “lo que Ud no haga por Ud nadie vendrá a regalárselo”.

Hasta la próxima.

ING. LUIS MARCENARO

Asesor Privado

Director de Producir XXI

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *