Editorial – La lechería que viene: Mucho manejo y nuevas tecnologías.

La lechería que viene: Mucho manejo y nuevas tecnologías.

Nuestro título de tapa busca sintetizar dos aspectos claves para la lechería hacia la que estamos marchando aceleradamente. Le decimos “la Lechería que viene”, pero en realidad ya está, ya es una realidad. Algunos ya la ven y se están adecuando, otros tardarán más y se sumarán más tarde, y otros, desgraciadamente, nunca lo entenderán… y se quedarán en el camino.

Esos dos aspectos son “mucho manejo” y “nuevas tecnologías”

Mucho manejo:

Hay aspectos, como el clima, por ejemplo, que no podemos manejar cada uno. Son factores externos, pero hay muchos otros aspectos que sí dependen de nosotros. Incluso según cómo maneje cada uno su producción y su negocio puede sobrellevar mejor los factores externos. Destacamos:

  • Mejor manejo del día a día productivo: por ejemplo, una mejor o peor crianza y recría en un tambo. Este sólo aspecto puede significar mucho dinero y progreso en el año. Con un manejo adecuado de la reproducción y de guachera y recría (capacitación y motivación del personal, buen seguimiento, uso de semen sexado, etc.) por cada 100 VT, vacas totales, se puede lograr que paran cada año unas 40 vaquillonas propias de 1er parto. No es fácil, pero es posible. En cambio, con un manejo no muy cuidadoso sería lo normal conseguir no mucho más de 25 vaq/año. Esta diferencia de 15 vaq/año es mucho dinero.
  • Mejor planificación: por ejemplo, tener guardado una cantidad “de más” de forraje conservado como silaje y rollos para afrontar sin problemas las variaciones de clima, sin estar dependiendo cada año de las lluvias salvadoras para la siembra en fecha y la floración de maíz.
  • Mejor manejo financiero: en esta misma edición mostramos el caso de un tambo que recurrió al crédito en UVAs del Banco Nación a 5 años y solicitó 2,7 meses de leche. Si ese productor se hubiera financiado con venta de cheques y descubiertos en Cta Cte su costo financiero hubiera sido mucho mayor.
  • Mejor manejo de “la gestión”, de los números, que son fundamentales para saber que pasa, cómo vamos yendo en relación a lo proyectado. Esto también es clave: aunque no sea un sistema muy complejo, tener grandes números que nos muestren el camino es fundamental. Así, teniendo un proyecto, un Plan de Mejoras, y un sistema de Seguimiento que nos permita descubrir aciertos, para potenciarlos, y errores, para corregirlos, así iremos progresando.

Nuevas tecnologías:

Hay muchas oportunidades. Hoy siguen apareciendo en todos los campos nuevas ofertas de tecnologías que sin dudas ayudan. Facilitan y simplifican el trabajo, generan inforación valiosa de forma automática y mejoran la calidad de vida y de trabajo a la gente involucrada en los procesos productivos. En esta misma edición mostramos un ejemplo con el ordeñe robótico. Lo mismo podríamos recordar notas anteriores sobre alimentadores automáticos para grupos de terneras en crianza, etc.

Pero un concepto es clave para esto de las nuevas tecnologías: deben basarse en un buen manejo, no funcionan en el desorden. No es que un tambo desordenado si va incorporando nuevas tecnologías ya con eso se ordena. Es al revés, si es ordenado y cada vez más competitivo, irá avanzando para realmente poder aprovechar las muy grandes ventajas de estas nuevas tecnologías.

Hasta la próxima

Ing Luis Marcenaro
Director de Producir XXI           

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete + trece =