Dietas… no todas son iguales ni saludables

Dietas… no todas son iguales ni saludables

Lic. Josefina Marcenaro

Licenciada en Nutrición

jmarcenaro@hotmail.com

Dietas ricas en proteínas, dietas bajas en grasas, dietas sin hidratos de carbono, dietas vegetarianas o veganas. Cada vez más gente se interesa, leen de internet o se las pasan unos a otros…pero…

dietas no todas son iguales ni saludables

¿Qué pasa con las dietas?, ¿son todas iguales?, ¿todos necesitamos la misma?

La gente se pone a dieta por muchos motivos diferentes: bajar de peso, comer mejor, mejorar la masa muscular, dejar algún alimento, alguna enfermedad, entre otras cosas.

Muchos se sienten presionados a bajar de peso o cambiar su manera de alimentarse para sentir “pertenencia” a un grupo, y prueban distintos tipos de dietas, generalmente no pensadas para ellos, y eso puede volverlas nocivas.

¿Las dietas pueden ser malas o NO SALUDABLES?

Todo el mundo necesita ingerir cierta cantidad de calorías para que sus cuerpos funcionen bien. Cualquier dieta que implique ingerir diariamente una cantidad de calorías inferior a la necesaria puede ser peligrosa. Lo mismo pasa con los nutrientes. La grasa es necesaria en su justa medida. Aproximadamente el 30% de las calorías totales deben proceder de las ellas.

Tampoco son buenas las dietas que prohíben comer determinados grupos de alimentos. Una dieta que te prohíba los hidratos de carbono (pan, pasta, tarta, etc.) o que sólo te deje alimentarte de fruta, se vuelve insana. Seguramente haga bajar de peso pero a costa de la salud.

Comer demasiado poco (anorexia) o comer mucho sólo para vomitarlo (bulimia) son dos trastornos de la conducta alimentaria. Éstos son nocivos para la salud, y quienes padecen este tipo de trastornos necesitan tratamiento médico (y psicológico) inmediato.

Entonces, ¿cómo perder peso de una forma saludable?

Es muy importante antes de comenzar una dieta consultar a un profesional de la salud que pueda guiar sobre qué comer y cómo hacerlo, más aun en edades que pueden comprometer el normal crecimiento o desarrollo. Las dietas extremas pueden causar problemas si no se ingiere la cantidad ni el tipo de nutrientes que se necesita. Comer de forma saludable y hacer colaciones si son necesarias, así como hacer ejercicio físico. La actividad física regular puede ayudar a los adolescentes a sentirse más sanos y mejor consigo mismos.

La mejor forma de hacer dieta es ingerir una cantidad variada y suficiente de alimentos saludables. Ponte como objetivo ingerir más fruta y verdura, más cereales integrales, y beber agua en vez de bebidas azucaradas, como los refrescos y las bebidas deportivas. Reduce de forma considerable las carnes de alto contenido en grasas (como las hamburguesas y las salchichas), los fritos, los dulces y otras comidas «basura».

Tips para estar sano

  • Hacer ejercicio físico, manteniéndose activo cada día
  • Beber leche descremada, semidescremada o agua en vez de bebidas azucaradas.
  • Comer por lo menos cinco raciones al día de fruta y verdura.
  • Comer carnes magras en lugar de cortes grasos y comida rápida.
  • Elegir los cereales integrales por sobre los blancos ya que aportan más fibra y dan mayor saciedad.
  • Desayunar todos los días. Los estudios indican que la gente que desayuna rinde más en los estudios, tiende a comer menos durante el día y tiene menos probabilidades de desarrollar sobrepeso.
  • Controlar las porciones. No repetir.
  • Elegir siempre raciones pequeñas en los restaurantes de comida rápida. Evitar las súper-raciones, aunque parezca que salen mejor de precio.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − 6 =