Siempre, y a pesar de todo, debemos cuidarnos

Producir XXI, enero 2021

Siempre, y a pesar de todo, debemos cuidarnos

¿Por qué decimos “a pesar de todo”?  ¿Y cómo podemos y debemos cuidarnos?

  • Porque el clima nos está jugando en contra, los rollos y silajes de este verano estarán muy afectados en cantidad y en calidad. Cómo: para la calidad de los maíces afectados por sequía, en esta edición hay dos notas muy en tema. Allí comentamos de la importancia de cortar bajo, picar algo más fino, asegurarse la muy buena compactación y, sí o sí, usar inoculantes para asegurarse la fermentación y la estabilidad del material una vez abierto el silo. Para la cantidad, no hay otra que “hacer de tripas corazón” y picar más hectáreas para conseguir las toneladas necesarias. No debemos olvidar que al precio que van tomando los granos, todos los concentrados estarán caros. Y otro cómo: tener memoria, acordarnos en el futuro de lo difícil que la estamos pasando con esta sequía y pensar para otros años en soluciones innovadoras (algún lote con riego, tener forrajes conservados para más de un año, etc.). 
  • Porque la economía del mundo y del país se presenta complicada, y esto no depende mayormente de cada uno, pero algo podemos hacer. Cómo:  dentro de cada campo podemos “sacarle punta al lápiz”, revisar bien las tareas y las formas de ejecutarlas y ver qué se puede seguir puliendo y así lograr progresivamente mejorar los resultados empresariales. Las pequeñas mejoras que se suman y permanecen generan un gran impacto en las empresas.
  • Porque vemos una tendencia a medidas políticas que no ayudan al sector privado, que hasta parecería que quienes invierten, trabajan y crean trabajo, no son tomados en cuenta más que para cobrarles impuestos. Cómo: para esta tendencia la forma de cuidarnos es no ser indolentes, no quedarse en “la chiquita” de ocuparse sólo de tranqueras para adentro. Movilizarse, participar, reunirse, escuchar y hacerse escuchar, esclarecer, dar testimonio de todo lo mucho y bueno que el agro y las agroindustrias generan para el país. En fin, ser cada vez más responsables en lo que atañe a ocuparse del bien común. Los países avanzan cuando su población no deja todo sólo en mano de los políticos de turno, sin control y sin Proyectos en común.
  • Porque el mundo y nuestro país están cada vez más complicados con el COVID-19, y también en esto depende mucho de lo que hagamos cada uno. No es casual que nuestra tapa de este mes se dedique justamente a esto. Cómo: siendo solidarios y comportándonos como debemos comportarnos: reuniones responsables, chicas y aireadas; distanciamiento social, guardando al menos 2 metros de distancia entre personas; uso de barbijo también cubriendo la nariz y el frecuente lavado o desinfección de manos. Mientras llegan las vacunas y aún después, estas medidas son claves. Y también es clave tener conciencia de que cuando uno se cuida ayuda a cuidar a familiares, amigos y vecinos. Una vez más: ser solidarios. Otro cómo: no quedarse esperando que todo lo indiquen las autoridades. Tener iniciativa, informarse, averiguar y no tener miedo a innovar. Por ejemplo, conversar con su médico de confianza sobre opciones aún no oficiales pero que están dando resultados, como es el uso de la Ivermectina, que no sólo es un extraordinario fármaco para animales, sino que se usa en humanos hace mas de 20 años. Sus descubridores merecieron el Premio Nobel en 2015 por el éxito en la lucha contra sarna en África. Ahora hay buena información que muestra que es una herramienta útil para frenar la replicación del virus del COVID. Tomado como preventivo está dando interesantes resultados. Suma, y no resta. Averigüe, no deje de consultar a su médico de confianza.

    Cuidese cada uno y cuide a los demás. Es una forma de ser solidario y ayuda a todos.

    Hasta la próxima.

Ing. Luis Marcenaro
Director de Producir XXI

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 − cinco =