Una enfermedad para tener en cuenta

Producir XXI, junio 2020

Diarrea viral bovina (DVO)

Una enfermedad para tener en cuenta

MV Gustavo M. Combessies

Laboratorio Azul Diagnòstico SA

www.laboratorioazul.com.ar 

Una enfermedad viral muy difundida entre los bovinos de nuestro país, que causa muchas pérdidas económicas y que bien manejada se soluciona muy bien.

Algunos indicadores de que probablemente estemos en presencia de la Diarrea Viral Bovina (DVB), en un tambo o rodeo de cría son: disminución de la preñez, abortos, muertes perinatales, nacimientos de terneros débiles y/o de menor tamaño o con deformaciones congénitas. También incremento de las muertes de animales jóvenes, aumento de problemas de diarrea neonatal, problemas respiratorios, etc. También se puede presentar de una manera muy agresiva, donde mueren muchos animales, preferentemente de hasta un año de edad con un cuadro hemorrágico llamado enfermedad de las mucosas (fotos).

Impacto económico

Las distintas presentaciones descriptas representan importantes pérdidas económicas para el establecimiento. Algunas de ellas son de impacto directo y más evidentes: puede ser la vaca abortada con consecuencias en la producción láctea o las muertes directas producidas por la enfermedad de las mucosas. Existen otras pérdidas económicas que genera esta enfermedad, más difíciles de cuantificar y están dadas por la alteración que produce en el sistema inmune de los animales, dado que afecta la capacidad de defenderse de las infecciones. Estas defensas están temporariamente disminuidas por la acción del virus causal de la DVB, como consecuencia se generan otras infecciones agregadas de virus y bacterias que provocan diarrea, queratoconjuntivitis, neumonías, etc.; con muertes, disminución de la producción y aumento del gasto de atención veterinaria y medicamentos.

La enfermedad en los bovinos

En nuestro país está ampliamente difundida, el 60-70% de los bovinos tienen anticuerpos contra el virus de la DVB los cuales son muy importantes porque protegen al animal de por vida de nuevas infecciones. El problema principal es que en los establecimientos infectados conviven animales que no tienen anticuerpos y si tienen el virus circulando por todo el organismo, eliminándolo permanentemente por saliva, lágrimas, heces, semen, etc., con la posibilidad de enfermar a los animales compañeros que no tienen anticuerpos. Estos animales llamados persistentemente infectados (PI) son la causa principal de la permanencia de la enfermedad en el establecimiento y son los animales que se deben detectar y eliminar cuando se desea controlar este problema.

Momento clave de la infección

Cuando los animales PI infectan hembras preñadas sin anticuerpos generan, dependiendo del mes de gestación en que se encuentren las hembras, los cuadros de abortos, nacimientos de terneros débiles, muertes al parto, etc., descriptas inicialmente. También, y lo que es más importante, para el mantenimiento de la enfermedad, es la generación, en los primeros 120 días de gestación, de terneros o terneras persistentemente infectados (PI). Algunos nacen normalmente y serán la futura reposición del establecimiento reproduciendo los cuadros y las pérdidas mencionadas. Se estima que estos animales PI son el 2-3% de los animales nacidos y varios mueren antes del año de vida. Los que sobreviven son el problema a resolver.

Como controlar la infección en el establecimiento

Podemos dividirlo en tres acciones sucesivas y complementarias, que se apoyan las tres en la participación clave del veterinario de confianza del establecimiento: 

  • Diagnóstico, que se realiza mediante detección del virus en el laboratorio ya que la sola presencia de anticuerpos no es suficiente para decidir el inicio del control. Se debe realizar el diagnóstico en los fetos abortados, o los animales sospechosos de ser PI, o animales que mueren y a la necropsia manifiestan lesiones compatibles con la enfermedad. El diagnóstico clínico del veterinario es fundamental para poder descartar otras infecciones y tomar las muestras adecuadas para el diagnóstico de laboratorio.
  • Detectar y eliminar los PI, una vez confirmada la presencia de la DVB. Existen varias estrategias de detección que implica el control de todas las categorías de animales del establecimiento incluyendo los toros. Es un trabajo intenso que debe coordinar el veterinario, implica una inversión importante, pero se realiza una sola vez.
  • Plan de vacunación, una vez que no hay animales PI en el establecimiento. Además se implementan medidas de bioseguridad para evitar el ingreso de la enfermedad nuevamente al establecimiento. 
Lesiones hemorrágicas en intestino en la enfermedad de las mucosas
Malformaciones congénitas por acción del virus de la DVB
Mucosa esofágica con lesiones del virus de DVB – Enfermedad de las Mucosas
Malformaciones congénitas por acción del virus de la DVB

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 5 =