Trastornos alimentarios

Observe a sus hijos y converse con ellos

Trastornos alimentarios

Lic. Josefina Marcenaro

Licenciada en Nutrición

jmarcenaro@hotmail.com

Los trastornos de la alimentación son afecciones graves que se relacionan con las conductas alimentarias. Afectan negativamente la salud, las emociones y la capacidad de desempeñarte en áreas importantes de la vida. Los trastornos de la alimentación más frecuentes son anorexia y bulimia nerviosas, y el trastorno alimentario compulsivo.

Un tema que preocupa mucho

Un relevamiento internacional demostró que, en el país, un 29% de la población sufre algún tipo de trastorno alimenticio.  Particularmente, la incidencia de enfermedades vinculadas a la alimentación entre las adolescentes registró en el último decenio un incremento del 50%, según su relevamiento de algo más de 100 mil casos.

Las patologías tienen mayor incidencia en la adolescencia, aunque la edad de comienzo es cada vez más temprana. Si la enfermedad se cronifica puede acompañar al individuo toda la vida.

Señales que de algo anda mal

Los síntomas más comunes de los trastornos alimentarios pueden incluir:

  • Interrupciones en el ciclo menstrual
  • Fatiga
  • Depresión
  • Ritmo cardíaco irregular

Los niños y adolescentes con trastornos alimentarios pueden parecer ansiosos a la hora de la comida o prefieren comer solos. Los anoréxicos desarrollan insomnio, anemia y uñas y pelo quebradizos. Los niños pueden padecer un  pelo fino que cubre el cuerpo denominado lanugo o cabello.

Si su niño sufre de bulimia, también puede presentar visitas largas y frecuentes al baño durante o después de las comidas. Una persona bulímica también puede tener mejillas o glándulas inflamadas, caries y dedos enrojecidos por inducirse el vómito. Con todos los trastornos alimenticios, la negación puede ser uno de los síntomas. Es posible que los amigos o familiares deban insistir en que la persona que los padece busque ayuda pues las complicaciones pueden ser severas o fatales.

 Consecuencias severas

La cifra es alarmante ya que se estima que una de cada diez personas con anorexia muere debido a pérdida severa de peso o suicidio. Las personas que sufren de bulimia pueden experimentar deshidratación, úlceras pépticas o pancreatitis. Los bulímicos y anoréxicos pueden tener estreñimiento a largo plazo.

Estas enfermedades están apareciendo cada vez en edades más tempranas, se recomienda estar atentos, hablar con sus hijos, brindarles una alimentación balanceada, llevarlos al profesional de salud indicado si es que ellos manifiestan incomodidad con su peso o imagen personal. Que ellos puedan manifestarlo es sumamente importante y nos permite identificar a tiempo el problema.

En Argentina el 45% de las causas de bullying que sufren las niñas y adolescentes se relacionan con la belleza. Por eso es tan importante trabajar la autoestima, la aceptación propia y no solo desde el diálogo, sino desde el ejemplo. Hablar sobre la importancia de estar sano y “de lo que la sociedad entiende como flaco o gordo”. Es importante en casa no estar todo el tiempo idolatrando estereotipos que no son reales porque los chicos ven por sobre todo.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × dos =