Rejuvenecimiento de pasturas mediante la promoción de raigrás

Producir XXI, abril 2020

Con el 5% de la producción se recupera el costo

Rejuvenecimiento de pasturas mediante la promoción de raigrás

Ing Agr Carlos A. Llamosas


Asesor Privado

+54 9 11 4415-2795

Una técnica sencilla, segura y de buenos resultados económicos si se aplican los criterios agronómicos correctos. Para esto es fundamental que cada productor busque el apoyo profesional adecuado.

Los fundamentos biológicos
Esta es una técnica fundamentada en que las especies forrajeras valiosas necesitan de espacio, luz, agua y nutrientes para poder germinar y crecer. Esta condición tan simple pero elemental e imprescindible debe cumplirse para poder lograr el objetivo buscado. Si no se cumple, difícilmente aparezcan las forrajeras deseadas en otoño temprano, por la competencia que las malezas y otras especies le presentan, impidiendo la entrada de la radiación de luz necesaria para el arranque.

Tal es el caso del raigrás anual, un buen recurso forrajero de crecimiento otoño-inverno-primaveral (según cita la bibliografía), pero que en los campos sólo la vemos aparecer a la salida del invierno, produciendo un pico de forraje marcado, pero en un corto período de tiempo (45 a 60 días) y cuando en realidad comienza a sobrar pasto en todo el campo, por lo que es menospreciado y muy poco tenido en cuenta.

La técnica correcta
La técnica consiste en observar con mucha atención los lotes previamente, ver la cantidad y calidad de especies presentes (aunque también haya malezas como gramón), dejar semillar las especies deseables durante la primavera, y una vez producida esa semillazón, pisotear con los animales para asegurar su contacto con el suelo y luego desmalezar el lote.

Quemar químicamente el lote es clave hacerlo temprano
En la primera quincena de febrero aplicar glifosato 3 litros/ha (puede ser con 0,500 litro de 2,4-D, depende del caso, las malezas presentes y el objetivo de rejuvenecimiento buscado). Nuevamente insisto en la necesidad del correcto asesoramiento agronómico y teniendo muy en cuenta todas las recomendaciones de uso al aplicar el herbicida. Para lograr un excelente control, de ser necesario fraccionar y dividir la pulverización y esperar que con las lluvias de mediados de marzo se produzca el nacimiento de las especies deseadas. 

Si no se fumigó temprano, y si hay gramón en el lote, se pierden 2 a 3 pastoreos por competencia, cobertura y falta de luz, equivale a perder 2-3 ton materia seca por ha en el año, y esto es el 30 al 40% de la producción de forraje anual.

La fertilización es también fundamental
Una vez logrado el nacimiento es imprescindible fertilizar con Fosforo y Nitrógeno (50 kg+50 kg al inicio del crecimiento) y luego refertilizar con nitrógeno 2 ó 3 veces entre pastoreos. Si es necesario se puede agregar semilla comercial de raigrás y enriquecer agregando trébol blanco y lotus, mezclado en fertilizadora al voleo (todo junto), técnica muy buena y bajo costo. Es fundamental la primera fertilización con fósforo y nitrógeno (P+N) ya que la respuesta del N es mayor con una base de P en el arranque.

La gran ventaja de tener buen piso
Hay que recordar además que en estas condiciones no hay problemas de piso para entrar cuando y cuantas veces sea conveniente y manejar el pastoreo como si se tratara de una pradera o verdeo convencional. Esto es posible aún en campos donde se presentan suelos muy difíciles de trabajar, (“Suelos de Dia Domingo”, según el recordado y muy respetado Ing. Agr. Jorge Molina).

Costos y recupero
En el cuadro 1 se detallan los costos. Vemos que suman 92 dólares por ha, que a febrero 21 son $8.446/ha. Para evaluar la factibilidad económica consideramos el precio de la leche a una media de 23 $/litro y esto resulta en 367 litros de leche/ha. Si aceptamos una conversión de 1,1 litro/kg MS (materia seca), se necesita lograr con esta técnica unos 333 kg MS/ha para recuperar su costo. Esto es tan sólo el 5% de los 7000 kg MS que hemos logrado en enorme cantidad de potreros aplicando bien esta tecnología.

Diferencia con las intersiembras en pasturas
Con esta técnica en los campos donde trabajamos hemos logrado mucho mejores resultados que los obtenidos con la intersiembra de pasturas, de la que me reservo la opinión ya que con ella no he podido lograr los objetivos buscados. La diferencia fundamental radica en que mientras haya competencia que impida el nacimiento y desarrollo de las especies que deseamos lograr es muy difícil tener éxito, en cambio erradicando esa competencia mediante una pulverización oportuna con glifosato es más fácil y seguro el resultado final.  

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × cinco =