Perspectivas climáticas para verano y otoño 21

Producir XXI, abril 2020

Guardar silo y rollos será clave

Perspectivas climáticas para verano y otoño 21

Ing. Agr Eduardo M. Sierra

Especialista en Agroclimatología

norteada@yahoo.com.ar

La posibilidad de que las lluvias estivales, aunque inferiores a la media, alcancen un nivel adecuado para el desarrollo de los cultivos de verano, posee una probabilidad del 80%. Hacer silajes de forraje y rollos en cantidad será muy buena inversión. Será fundamental cuidar la humedad para las siembras de otoño.

Perspectiva para el verano 2021

Durante el verano 2021 el sistema climático conservará rasgos perturbados: Las lluvias  observarán un comportamiento moderadamente inferior a lo normal, mientras las temperaturas se mantendrán algo por encima de la media, aunque con frecuentes irrupciones de aire fresco..

  • Febrero observará una marcada concentración de las precipitaciones sobre el norte y el este del área agrícola, mientras el sudoeste y la mayor parte del centro registrarán precipitaciones moderadas a escasas.
  • Marzo observará precipitaciones abundantes en todo el norte y parte del sudeste del área agrícola, mientras que el centro-oeste y todo el sur recibirán registros moderados a escasos, acentuándose la sequía edáfica.

Las altas cuencas del Paraná y del Paraguay recibirán lluvias moderadas a abundantes, que contribuirán a incrementar gradualmente sus caudales, aunque sin alcanzar sus niveles normales.

Perspectiva para el otoño 2021

Se observará una gradual transición entre el escenario climático actual y el que imperará durante la temporada 2021/2022.

  • Abril observará precipitaciones abundantes sobre el norte del área agrícola, al mismo tiempo que las mismas se reducirán sobre el centro y el sur de su extensión. 
  • Mayo mostrará un nuevo retroceso de las precipitaciones, que quedarán restringidas al nordeste y el extremo centro-oeste del área agrícola del Cono Sur, mientras que el resto de su extensión recibirá valores escasos, al mismo tiempo que se potenciarán las tormentas cordilleranas, incrementando el riesgo de heladas.
  • Junio mostrará un panorama más equilibrado, reactivándose parcialmente las precipitaciones, lo cual podría indicar que el escenario 2021/2022 podría ser más benigno que el actual.
  • No obstante, debe tenerse en cuenta que estas previsiones para el otoño 2021 son provisorias y deberán ir ajustándose a medida que se cuente con indicadores más firmes.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve + nueve =