¿Pensó en la Fertilización de maíz?

Producir XXI, agosto 2020

En cultivo para silaje devuelve $2,6 por cada $1

¿Pensó en Fertilización de maíz?

Ing Carlos Llamosas

Asesor privado


carlos.llamosas@gmail.com

El maíz volvió a crecer en la superficie sembrada en nuestro país, por los elevados rendimientos que se vienen logrando en estos últimos años.

En la campaña 2019-2020 está superando por primera vez en muchos años a la producción nacional a la soja.

Gran parte de este logro es debido a un conjunto de técnicas que se vienen aplicando con híbridos de alto potencial genético, con el eficiente control de malezas, con la inclusión de eventos para prevención de plagas y también por lo importante que resulta su incorporación en el planteo de rotaciones “de alta sustentabilidad” en la producción agropecuaria. 

Pero sobre todo, debido a una mayor concientización de su alta demanda en la fertilidad de los suelos, o sea de los nutrientes esenciales en planteos de alta productividad, basado en una fertilización más intensiva y específica, mediante el aporte de la cantidad necesaria de cada elemento de acuerdo a los requerimientos.

La clave arranca con un “diagnóstico del suelo” para determinar la disponibilidad de cada nutriente elemental, resultante de cada análisis, y relacionarlo con su demanda de acuerdo al rendimiento esperado.

Nutrientes esenciales en el cultivo de Maíz N – P – S – Zn.

Fósforo: elemento crítico cuando el umbral está por debajo de las 10–12 ppm (medido por método Bray)

Imprescindible desde el arranque del cultivo, ya que tiene poca movilidad en el suelo. La respuesta a la fertilización con P, está relacionada con la disponibilidad de P2O5 en los primeros 0 – 20 cm, al momento de la siembra; y se requieren 2,5 a 3 kg de P elemento por cada Ton de grano. Además, se requieren entre 3 y 5 kg de P elemento, cuando se desea elevar 1 ppm, hasta llegar a cubrir el umbral crítico.  

Recordar que el P elemento NO es lo mismo que P2O5. El DAP (diamónico) y SPT (súper triple) tienen 46% de P2O5, pero sólo 21% de P elemento, o sea el 45% del nivel de P. Dicho de otro modo: 100 kg SPT o DAP contienen 46 kg P2O5, pero 21 kg P elemento

Nitrógeno: Es otro de los nutrientes clave; “determinante del rendimiento del cultivo de maíz”. Su acción es muy amplia, igual que su alta demanda en planteos de alta producción, ya que es el responsable de la formación de los cloroplastos en las hojas, demandantes de la luz solar para cumplir con la mayor capacidad fotosintética determinantes del rendimiento. El muestreo debe realizarse entre 0 – 60 cm. Para el abastecimiento, y también entre 0 – 20 cm., que es el N necesario para el arranque: Nan, que es el estimador de oferta de Nitrógeno mineralizable.

El requerimiento de este elemento es de 15 a 17 kg de N por cada Ton grano. El N tiene alta movilidad en el suelo, por lo que conviene fraccionar la dosis: parte al arranque y la mayor parte una vez nacido, con buenos resultados en aplicación foliar.

Se han encontrado respuestas al N con el cultivo hasta con 12 – 14 hojas.

Recordar que la urea tiene 46% de N y el UAN tiene 32% de N, por lo que habrá que relacionar los requerimientos de N de acuerdo al % del mismo en cada fertilizante. 

Cuando el cultivo no presenta deficiencias de N se logra una excelente foliosidad y vigor, que permiten una mayor y mejor captación de la luz, para su actividad fotosintética, que termina acumulando cantidades crecientes de almidón como producto final deseado, o sea la energía metabolizable final del cultivo. 

Además es muy importante el sinergismo que existe con el azufre.

Azufre:  el umbral crítico de este elemento en el suelo es de 7 a 10 ppm ( 0 a 20 cm). Por debajo de esos valores se encuentran respuestas favorables aplicando de 5 a 15 kg de S elemento. Además de la ya citada ventaja que resulta “del sinergismo del Azufre con el Nitrógeno” en lo todo lo relacionado a eficiencia en la utilización del agua consumida, a una mejor absorción de los nutrientes necesarios durante el ciclo del cultivo; y también en reducir el proceso de evaporación, transpiración, mejorando así su eficiencia de conservación de humedad en la planta, para una mayor concentración de nutrientes en las hojas y el tallo.

Zinc:  Lo anticipó el recordado Ing. Hugo Fontanetto en 2011 “Lo que se viene”. El umbral crítico en el suelo es 1 ppm. Tiene poca movilidad en el suelo, similar al fósforo; pero cuando el contenido de Materia Orgánica es elevado, mayor del 3 %, mejora su disponibilidad. 

De buena solubilidad en suelos ácidos, con pH menor de 5,5 – 6; ya que por encima de esos valores de pH está indisponible (carbonato de zinc) y también ocurre en periodos de sequía prolongados.

En el cultivo de maíz, la dosis recomendada es de 200 gramos por Ton grano. Es un Activador Enzimático que promueve la Síntesis de proteína y enzimas, y su déficit afecta la producción de polen. También se ha encontrado una alta correlación en presencia de micorrizas, que permiten una mayor absorción Zn.

Su deficiencia provoca una “clorosis internerval” (líneas blancas) con una síntomatología variegada (rallada) y con bordes más pálidos.

Con buena intensidad lumínica, aumenta la acción del Zn por actividad fotosintética. 

El tratamiento puede realizarse en semilla, en el suelo y también foliar.

Fertilizante clásico: 12 N–23 P–17 S–13 Zn.

Aplicaciones de Zn chorreado al suelo junto con UAN o con Solmix, resultaron más favorables que en la aplicación foliar de Zn. Otras fuentes de Zn son el óxido de zinc y el EDTA (foliar).

En USA se aplica sulfato de zinc en maíz a la siembra, en dosis de hasta 5 kg/Ha.

En alfalfa: también se encontraron respuestas “muy positivas” con 3 a 5 kg de Zn.

El Zn ya llegó y “es para quedarse”. Es hoy el 5to. nutriente en importancia. 

Una aproximación a la economía de Fertilización en maíz para silaje

¿Qué dosis y con qué costos? Cada campo deberá ser asesorado por algún profesional de la zona, pero a modo de ejemplo se indica un caso:

Dosis y costos: 

  • Urea: 180 kg/ha, a 0,37 U$S/kg, son 65,7 U$S/ha
  • Fosfato diamónico: 75 kg/ha, a 0,45 U$S/kg, son 33,8 U$S/ha
  • Total: 100,4 U$S/ha

¿Cuándo debe rendir más para pagarse?

  • Costo del silaje: en la web de Producir XXI se ve el costo del kg MS de silaje de maíz (sin alquiler): 6,6 $/kg MS, o sea 0,08 U$S/kg MS
  • Incremento de rinde necesario para pagar el fertilizante:
  • Para recuperar: costo de 100,4 U$S/ha dividido 0,08 =1250 kgMS

Al 33% MS son 3800 kg de silaje tal cual para pagar el costo de fertilizar. Si el rinde normal en la zona es de 35000 kg tal cual, para recuperar la fertilización se necesita un 11% más de rinde.

¿Qué retorno puede esperarse de la fertilización?

  • Posible incremento de rinde: es muy variable según cómo se hagan las cosas, pero como gran promedio y acompañando la lluvia, se puede estimar unos 10.000 kg más tal cual como promedio prudente.
  • Retorno: costo de 3800 kg tal cual e incremento de rinde de unos 10000 kg tal cal. Esto es un retorno de $ 2,6 por cada $1 invertido en esta tecnología.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + 7 =