Ni El Niño ni La Niña, por ahora es Neutral

Producir XXI, mayo 2021

Perspectiva agroclimática 2020/2021 y 2021/2022

Ni El Niño ni La Niña, por ahora es Neutral

Ing. Agr. Eduardo M. Sierra

Especialista en Agroclimatología

edmasi@fibertel.com.ar

La campaña 20/21 presentó fuertes anomalías. La campaña 21/22 sería más moderada, pero no exenta de riesgos. Conviene cubrirse y hacer la mayor cantidad posible de reservas de forraje en primavera y ampliar la superficie de silajes y rollos de verano.

Neutral levemente frío
La campaña 2020/2021 se acerca a su fin, marcada por frecuentes descensos térmicos y precipitaciones muy por debajo de lo normal, que incidieron negativamente en la producción agropecuaria argentina.

Como es usual durante la estación de otoño, el sistema climático tiende a normalizarse, abriendo la transición hacia el escenario que dará marco a la siguiente campaña. Aunque es demasiado temprano para hacer un diagnóstico completamente certero, puede señalarse que la campaña 2021/2022 apunta a una evolución menos perturbada que la anterior, pero no exenta de riesgos.

Desde el punto de vista del ENSO (El Niño Oscilación Sur) el otoño 2021 evolucionará dentro un escenario Neutral levemente frío (ver Figura N° 1), pero al mismo tiempo, los vientos polares volverán a hacer sentir su influencia.

Figura N° 1: Perspectiva de anomalías térmicas en el Océano Pacífico Ecuatorial al 5 de Abril de 2021. (Fuente NOAA)

Hay que trabajar para conservar la humedad del suelo
Las tormentas cordilleranas se activarán con vigor, aportando humedad al oeste de la Patagonia, y beneficiando parcialmente al sudoeste de la Región Pampeana, pero inundando el interior del Cono Sur con aire fresco y con bajo contenido de humedad, de manera que sólo las zonas más próximas al Océano Atlántico recibirán buenos aportes de humedad. Este proceso producirá cortos e intensos descensos térmicos, pero sin causar heladas otoñales tan intensas como en la temporada anterior.

La disminución estacional de la radiación solar y temperatura reducirán la evapotranspiración mejorando el aprovechamiento de las precipitaciones, pero sin lograr compensar los déficits que afectan al interior del área agrícola. Las altas cuencas de los grandes ríos Paraná y Paraguay entrarán en su estación seca, por lo que sus alturas volverán a entrar en disminución, manteniéndose por debajo de sus niveles normales.

En síntesis

  • Lo que resta de la campaña 2020/2021 evolucionará hacia un estado climático menos perturbado, pero conservando riesgos de consideración. 
  • Con respecto al posible escenario para la campaña 2021/2022 se espera un escenario “Neutral Levemente Frío” durante el invierno, pasando a “Neutral Frío” en la primavera.
  • Por su parte, los vientos polares alcanzarán su máximo durante el invierno, moderándose al llegar la primavera. La interacción entre ambos factores dará una evolución más suave que la observada en la temporada que llega a su fin, pero no totalmente exenta de riesgos.
  • Debe tenerse en cuenta que lo expuesto tiene carácter preliminar, por lo que convendrá continuar la vigilancia hasta tanto se cuente con indicadores confiables.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − cuatro =