Grupo CREA tambero Villa María: Crecemos a pesar de la pandemia

Producir XXI, noviembre 2020

Grupo CREA tambero Villa María: Crecemos a pesar de la pandemia

MV Ariel Montilla, Asesor del grupo 

montilla.ariel@gmail.com 

Ing Guillermo Orso, integrante del grupo

guilleorso@hotmail.com 

La pandemia nos obligó a adaptarnos. Pero no por eso dejamos de trabajar, como tampoco lo hacemos en nuestros tambos. Para los integrantes del CREA Villa María, las reuniones y visitas del asesor son el alma de nuestro grupo. Ahora vamos por Zoom.

Las empresas y la zona

Nuestro grupo empezó a trabajar en 2014 impulsado por el MV Marcelo Martínez Pería, un respetado veterinario de la zona. Nos iniciamos 5 integrantes, luego se fueron 2 y, como el crecimiento del grupo es uno de nuestros objetivos, se fueron incorporando otros  y hoy somos 7 empresas tamberas

Nuestras explotaciones están ubicadas en un radio de 100 km alrededor de Villa María. Este año se incorporó un integrante de la zona de Huanchilla a 200 km de nuestra ciudad.

Tenemos distintos sistemas de producción. Hay tambos con las vacas totalmente confinadas en corrales abiertos (dry lot), hay otros pastoriles intensivos que combinan pastoreo de pequeñas parcelas con el aporte de PMR (raciones parcialmente mezcladas) y otros que son netamente pastoriles. Esto genera una riqueza de experiencias de las cuales nos nutrimos para mejorar en cada empresa. 

Nuestros tambos oscilan entre 300 y 500 vacas totales. Las superficies explotadas varían entre 200 y 500 has. Muchos alquilamos una parte importante de la superficie y todos los administramos directamente.

En 2016 elegimos a Ariel Montilla, nuestro asesor actual, para que nos acompañe y nos asista en el plan de crecimiento y desarrollo en el que nos embarcamos. 

Planificando es más fácil y mejor

En abril de 2018 definimos nuestra Misión, Visión y Valores: Con la Misión definimos quiénes somos y para qué estamos en el grupo.

Al definir la Visión intentamos vernos cómo seremos en el futuro, que en nuestro caso hicimos este ejercicio para 5 años para adelante, es decir en 2023. Como se ve, tenemos vocación de crecimiento y estamos trabajando para llegar a 9 miembros y además promover la formación de otros grupos.

Finalmente definimos los valores con los que nos manejamos y que son incuestionables para los integrantes del grupo.

El método de trabajo CREA: la gran palanca

Nuestro sistema de trabajo combina una visita mensual por parte del asesor, con reuniones de campo y otras reuniones para organizarnos, planear la actividad del grupo y hacer ronda de novedades.

Nuestro grupo tiene también vinculación con la Región Centro de Crea a través de la Mesa de Intercambio Lechero (MIL) y de la Mesa de Presidentes. También estamos en contacto con la Sede Central de CREA a través de un representante empresario en la Comisión de Lechería que en este momento es un integrante de nuestro grupo. 

La reunión de campo

Durante las reuniones a campo, que se hacen mensualmente en una empresa cada vez, los dueños de casa hacen una presentación de la misma en la cual muestran, la estructura de trabajo, la forma de trabajo, los logros y los fracasos que tuvieron en el último periodo. Además, se presenta los datos de gestión de la empresa (el dueño de casa presenta los datos productivos, los resultados económicos y las variaciones patrimoniales). 

Luego se hace una recorrida por el campo para ver las cosas que cada uno considera que es importante mostrar tanto sea algo en lo que ha podido mejorar o algo que se considera un problema a solucionar y que se pone a consideración del grupo. Vueltos a la casa, nos dividimos en grupos y trabajamos opinando sobre 2 ó 3 consignas enunciadas por los dueños de casa. El objetivo de este trabajo es discutir sobre lo que se vio en la presentación y en el campo y brindar ideas y consejos que les puedan servir al productor anfitrión para mejorar su empresa.

Cumplida esta etapa nos reunimos para leer las conclusiones de cada grupo. Estas quedan escritas y le sirven al productor como guía para el próximo período productivo. Al año siguiente mostrará lo que hizo de acuerdo a sus objetivos y a las recomendaciones hechas por los otros integrantes del grupo. Finalmente, como somos amigos, productores y argentinos terminamos la reunión con algo para comer y compartir entre los integrantes y nuestras familias.

La visita individual del asesor a cada campo, otro puntal

El asesor visita los campos del CREA cada mes, entre reunión y reunión. Esto es clave, no sólo para apoyar técnicamente en los problemas productivos que cada miembro le presenta en la visita, sino muy especialmente para ayudar a dar continuidad y fuerza al trabajo del grupo en relación al programa de trabajo del CREA.

La pandemia nos obligó a adaptarnos a la nueva realidad.

Para nosotros, el grupo es el lugar donde nos nutrimos de conocimientos y experiencias. Pero llegó la pandemia de COVID 19 y tuvimos que respetar las pautas de aislamiento. Lo hicimos fundamentalmente por nuestra salud y la de toda la gente que trabaja con nosotros, teniendo en cuenta que en nuestra Misión señalamos que somos ciudadanos responsables. Además, quisimos mantener la imagen de la institución CREA en cuanto a que debemos cumplir con las normas de prevención y aislamiento.

Es así como empezamos a hacer nuestras reuniones mensuales por la plataforma digital Zoom. También, y como en toda crisis, nos pareció que era una oportunidad encontrar nuevas formas de intercambiar nuestras experiencias y vivencias e ir sumando conocimientos entre todos. De igual manera, mientras dure la pandemia el asesor del grupo hace sus visitas a cada campo también de forma virtual y en algún caso la refuerza con visita presencial guardando todas las normas del protocolo COVID.

Nuestra reunión Zoom

La mecánica es mas o menos la misma, comenzamos la reunión, cada uno desde su casa a la mañana con la presentación del campo y la evaluación de lo hecho desde la última reunión. Seguimos con la recorrida que en este caso es virtual y dura unos 10-15 minutos, para eso cada integrante se vale de fotos y videos para mostrar las cosas que le parece que merecen destacarse (en este caso faltan los olores, el rocío en los zapatos y los ruidos de los animales y de la ordeñadora). Después se organiza en trabajo grupal (para ello el Zoom tiene la posibilidad de armar grupos virtuales mas chicos), debatimos y finalmente nos volvemos a juntar en plenario para leer las conclusiones.

Por supuesto que preferiríamos juntarnos en cada campo como hacíamos antes, pero ante las dificultades transitorias de la pandemia echamos mano de las herramientas virtuales y seguimos adelante cumpliendo los objetivos del grupo.

Seguramente a partir de ahora incorporaremos el Zoom y otros softwares similares lo que nos permitirá hacer mejor uso del tiempo y los esfuerzos requeridos para el funcionamiento del grupo y de toda la actividad de CREA haciendo que se complementen con las valiosísimas reuniones presenciales. 

Por otro lado, así como parte de nuestro ADN es juntarnos, también lo es preguntarnos. Hoy nos imaginamos preguntarnos ¿cómo será nuestro regreso a la nueva normalidad?, ¿cuántas habilidades nuevas hemos sido capaces de desarrollar?, ¿cuánto más vamos a valorar compartir un día de trabajo con nuestros amigos? 

Creemos que, como “toda tormenta”, esta crisis la tenemos que atravesar y que la llegada a destino nos encontrará fortalecidos.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce − ocho =