Estrategias de alimentación

Reuniones en San Basilio, Canals, Mercedes, 30 de Agosto y Trenque Lauquen

“Estrategias de alimentación y manejo para potenciar la producción de sólidos y litros”

En las localidades de San Basilio y Canals (Córdoba), y en Mercedes, 30 de Agosto y América (Bs. As.) durante los meses junio y julio, la empresa Mastellone Hnos., La Serenísima, concretó nuevas reuniones técnicas para productores, operarios de tambo y profesionales asesores.

Diego Costa “El Ing. Diego Costa, responsable zonal del PML de MHSA en Canals y San Basilio”

Ignacio Vidaurreta “El Méd. Vet Ignacio Vidaurreta, representante de Vetifarma SA, especialista en nutrición, detalla los principales aspectos a tener en cuenta a la hora de optimizar sólidos y litros”

Las mismas se desarrollaron en el marco del Plan Más Leche, con el aporte técnico de Producir XXI como parte del Programa Mejoras con Seguimiento. El tema desarrollado es de gran importancia para la evolución positiva futura de la lechería, vinculado a las estrategias de alimentación y cuestiones de manejo para potenciar la producción. En las localidades de San Basilio, Canals y Mercedes el disertante fue el Méd. Vet. Ignacio Vidaurreta, representante de la empresa Vetifarma S.A.

El Méd. Vet. Vidaurreta, comenzó aclarando que tanto los litros logrados como la composición de la leche, resultan transcendentales para la producción lechera y que la nutrición ejerce un rol importante para mejorar esos dos aspectos. Destacó también que la calidad de la fibra, el procesamiento de granos, la digestibilidad y la calidad de la proteína, y la salud del rumen son claves y que, por lo tanto, además de la composición de la dieta, el manejo que se tenga tendrá un gran impacto sobre el resultado productivo.

A continuación, hizo un resumen de los principales factores que afectan a la composición de la leche:

  • La raza: es una fuente de variación ya que en el caso de Jersey, tiene mayor concentración de grasa y proteína que la Holando.
  • Diferentes momentos de lactancia: al inicio de la misma la vaca moviliza reservas y la leche tiene mayor concentración de sólidos, sobre todo de grasas.
  • Estación del año: sobre todo en sistemas pastoriles, la calidad de los alimentos varía según la estación del año.
  • El nivel de forraje y su madurez: el mayor grado de madurez y la efectividad de la fibra se relacionan positivamente con el porcentaje de grasa en la leche.
  • Ambiente: importancia del confort y las instalaciones. La relación entre el tiempo de descanso y la producción es positiva.

En tanto, en las localidades de 30 de Agosto y América, el disertante fue el Méd. Vet. Juan Grigera, Consultor Técnico de Nutral Mix, quien resaltó que en sistemas pastoriles lo primero es el manejo del pasto. En ese sentido, destacó que un punto central en el manejo de la alimentación debería ser la correcta presupuestación y asignación del pasto. Para ello, es fundamental consumir el pasto al ritmo que el pasto va creciendo. “Si comemos más de lo que crece en algún momento nos quedamos sin pasto, si consumimos menos de lo que crece el pasto se pasa, perdemos calidad y normalmente eficiencia de cosecha”, explicó.

Respecto del momento ideal para consumir cada forraje, detalló que las gramíneas como la festuca, la avena o el rye grass sólo pueden sostener 3 hojas vivas por macollo. Cuando comienza a aparecer la cuarta hoja, la primera muere, y eso implica perder el 30 % del forraje producido. Para evitarlo deberíamos ofrecer las gramíneas en 2,8 hojas por macollo, es decir antes de que la tercera hoja este completamente expandida. Las pasturas de festuca, para consumirlas con adecuada calidad, es recomendable ofrecerlas en 1,5 hojas por macollo desde principios de septiembre hasta mediados de marzo y en 2,5 hojas el resto del año.

Para el caso de las pasturas de alfalfa, recomendó que deberían ofrecerse cuando en promedio las plantas lleguen a 7-8 nudos. A partir de ese punto comienzan a perderse los primeros nudos producidos y el tallo pierde calidad.

El otro punto importante es que el remanente no supere los 4,5 a 5 centímetros de altura y que no haya más de un 10 a 15% de manchones de rechazo. Para lograrlo es clave ofrecer el forraje a pastorear en los estados fenológicos antes mencionados.

Para organizar los pastoreos de la semana es necesario conocer cuántos días tarda en salir cada hoja en gramíneas o cada nudo en alfalfa. Cuando conocemos ese valor podemos calcular rápidamente 4 puntos fundamentales para organizar los pastoreos y la alimentación de la semana:

1-En cuantos días deberíamos dar “la vuelta”,

2-El tamaño de las parcelas,

3-Cuanto pasto van a comer las vacas

4-Cuantos kilos de suplementos deberíamos ofrecer.

Finalizadas cada una de las charlas, hubo intercambio entre el expositor y el público. A continuación, se realizó una evaluación individual anónima por escrito del nivel de satisfacción de los participantes, dando un resultado muy positivo y demostrando conformidad tanto con el desempeño de los disertantes como con el tema desarrollado.

Ignacio Storni “El Ing. Ignacio Storni, responsable zonal del PML de MHSA en Mercedes, enumeró distintas vías con las que están apoyando el trabajo de los productores”

“Juan Grigera especificó cómo asignar el pasto de manera precisa, para así aprovechar al máximo su producción»

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 + dieciseis =