Densidad de siembra y control de malezas en pasturas

Producir XXI, marzo 2021

Densidad de siembra y control de malezas en pasturas

Ing. Agr. Juan Lus

jlus@pgweeds.com.ar

Igual que en cultivos agrícolas, el rendimiento forrajero obtenido en un lote es el producto final de una serie de sucesos encadenados que van fijando resultados parciales que tendrán como culminación el rendimiento final.

Densidad de siembra
Cabe destacar que siempre son recomendadas las altas densidades de plantas/m2. Una densidad muy ajustada puede resultar en una pastura que no tenga la flexibilidad para adaptarse a contingencias de diferentes índoles. Si bien las especies que la componen tienen una gran plasticidad, la capacidad de compensar no es infinita y una vez traspasado ese umbral, comienzan a manifestarse espacios que afectan a la producción, calidad y perdurabilidad de la pastura.

Se necesitan 700-800 pl/m2 a los 90 días para lograr alfalfar productivo
Es ideal contar con 700-800 pl/m2 a los 90 días de emergencia dependiendo del ambiente. Esto posibilita llegar a 280-350 plantas/m2 al cabo del primer año, que garantizan mantener durante mucho tiempo los 450 a 500 tallos/m2 estables para que la producción de forraje se mantenga cercana al potencial.
Por esta razón, si se pretende contar con una alta población de plantas/m2 de manera estable en el tiempo, para maximizar la producción, es importante prestar especial atención al manejo de malezas.

El manejo de malezas es clave
Es fundamental asegurar los primeros 100 días libres de malezas. Si esto no se logra, puede incurrirse en un daño productivo irreversible debido a la competencia que las especies invasoras provocan.
Las aplicaciones pre emergentes realizadas del modo correcto son el mejor seguro de una pastura libre de malezas en el inicio, y las aplicaciones post emergentes sólo deberían funcionar como un refuerzo.

Pre emergente vs Post emergente
Existe una disponibilidad limitada de productos para pasturas, siendo el Flumetsulan (Preside) uno de los principios activos de mayor utilización en pasturas, por lo tanto, analizamos algunas alternativas con este producto.

La aplicación pre emergente puede realizarse en el mismo momento de la siembra, no recomendándose más allá de los 2-3 días posteriores a la misma para que las forrajeras no estén en germinación, situación que compromete su tolerancia.
Si las forrajeras son más pequeñas a lo indicado, la sensibilidad al producto puede afectarlas severamente manifestando retrasos importantes en el crecimiento; mientras que si las malezas son más grandes a lo recomendado, su sensibilidad al producto se reduce.

En algunas ocasiones se prefiere su uso como post emergente, ya que permite utilizar menores dosis resultando más económica la aplicación. Sin embargo, esto implica riesgos innecesarios para la pastura. Para reducir el riesgo de la aplicación en post emergencia es necesario esperar a que la alfalfa tenga 3 hojas verdaderas y las malezas a combatir, no tengan más de 1 macollo para las gramíneas y no más de 5 cm. de diámetro para las de crecimiento tipo roseta.

De esta manera, se espera que las forrajeras crezcan rápido para tolerar el herbicida, y las malezas lo hagan lentamente para no superar el período en la cual son sensibles. Pero sabemos por lo expuesto en párrafos anteriores que siempre ocurre a la inversa.  Adicionalmente, es posible que para ese momento las temperaturas ya sean bajas, siendo un factor de riesgo adicional porque aumenta la sensibilidad de las forrajeras a los productos a aplicar.
Por todo lo señalado, la aplicación post emergente no se recomienda como eje del combate a las malezas en implantación, siendo si, una herramienta importante para reforzar el uso preemergente.

La utilización como pre-emergente, requiere dosis más altas, pero se evitan estas situaciones de riesgo y se protege la implantación temprana al menos por 45-60 días. Posterior a este período de efectividad del producto en cuestión, puede haber algún escape mínimo, que se controlaría con herbicidas apropiados en función de la maleza en cuestión para llegar así a los 100 días con la pastura perfectamente limpia.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez − 8 =