Darle más y mejores alimentos a las categorías que más merecen

Producir XXI, marzo 2021

Darle más y mejores alimentos a las categorías que más merecen

Estamos en meses clave para decidir aspectos que hacen al futuro del tambo. No es la idea detallar todos esos asuntos, pero cabe destacar algunos y luego ir el tema que planteamos en nuestra tapa de este mes.

  • Los lácteos no son culpables de la inflación de nuestro país, y esto es muy bueno fundamentarlo y difundirlo cuanto más podamos. Muy bien lo hace nuestra primera nota de este mes con datos de OCLA, “De enero 20 a enero 21 los lácteos aumentaron en promedio el 12,9% mientras el índice general de precios creció un 38,5%, ¿Quién podría decir entonces que los lácteos son responsables de la inflación en el país?”
  • Estamos en época de hacer la mayor cantidad posible de forraje, aunque con las limitaciones propias de la sequía en cada zona. Hay que recurrir al apoyo de asesores de la zona y seguir sus indicaciones. Cuanto más hagamos de verdeos de invierno y de praderas y mejor manejemos el pasto, mejores resultados físicos y económicos tendremos. Varias notas de este mes tratan el tema.

Y ahora vamos al mensaje central que plantea nuestra tapa de este mes: “Darle más y mejores alimentos a las categorías que más merecen”

  • Las terneras de guachera: hoy en día ya no se discute el enorme peso que tienen los primeros meses de vida para lograr futuras vacas más productivas. Basta recordar un dato: las terneras que en los 1ros 60 días de vida logran duplicar su peso de nacimiento, comiendo igual producirán unos 600 litros más de leche en su primera lactancia y otros 200 a 300 litros más en la segunda. Dicho de otra forma, se pagan solas.
  • Las vaquillonas de recría: si se logra el objetivo de llegar al peso de servicio a los 15 meses y su primer parto a los 24-25, serán vacas más productivas y que se preñarán rapidamente para ayudar al crecimiento del rodeo.
  • Las vacas próximas a parir: que deben estar cerca y “a golpe de ojo”, es decir bien vigiladas para ver que tengan todos los cuidados necesarios. Recordemos que más del 60-70 % de las muertes de vacas adultas en un tambo se producen en los días previos al parto, en el mismo o recién paridas. 
  • Las vacas frescas o recién paridas: que son también de importancia fun-da-men-tal para el éxito productivo y económico del tambo. Es el inicio de lactancia, y merecen todas las atenciones para lograr un muy buen pico de producción y una lactancia duradera y que a la vez se logre una pronta nueva preñéz. Recordemos que estas vacas frescas tienen el consumo transitoriamente disminuído y es entonces clave la calidad de los alimentos. De esto se ocupan dos notas de este mes, una de la Ing Inés Rivelli y la otra del Dr Alejandro Giúdice. Ambos autores fundamentan muy claramente la importancia y cuidados de las vacas frescas.

Como decimos en la tapa, darle más y mejores alimentos a las categorías que más merecen. Esto es clave.

Cuidese cada uno y cuide a los demás. Es una forma de ser solidario y ayudar a todos.

Hasta la próxima.

Ing Luis Marcenaro

Director de Producir XXI

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + 7 =