Cuando pase la pandemia, el mundo no será el mismo… y las empresas tampoco deberían serlo.

Cuando pase la pandemia el mundo no será el mismo y las empresas tampoco deberían serlo

No sabemos muy bien cómo serán los cambios luego que se supere esta pandemia del COVID-19, pero sabemos que el mundo no será igual. No sabemos hasta dónde llegarán, pero tenemos la convicción que nos llegarán a todos.

Tampoco sabemos cuán rápidos serán, pero sabemos que no serán lentos. Hoy mas que nunca intuimos en nuestras mentes la magnitud, premura y velocidad de cómo cambiará el mundo. Intentemos imaginar algunas posibles realidades de ese “Nuevo Mundo”:

  • Habrá mayor cuidado de los sistemas sanitarios, ya que todos vimos hasta que nivel en prácticamente todos los países dichos sistemas colapsaron o estuvieron muy cerca de hacerlo.
  • Habrá mayores cuidados de los habitantes en normas de comportamiento sanitario, ya que tanto las personas individuales como los grupos comunitarios hemos incorporado, a la fuerza, pero aprendimos, unas cuantas normas para cuidarnos y cuidar a los demás.
  • Los ciudadanos seremos más exigentes con los gobernantes, porque vivimos en carne propia la gravedad de las desatenciones en lo sanitario y en el bienestar de la comunidad.
  • Habrá mayor atención de los gobiernos y líderes mundiales para mitigar las desigualdades, ya que esta crisis las desnudó muy claramente en cada país y entre países.

Y veamos algunas características de cómo serán las empresas que logren salir delante de esta crisis sin precedentes por su amplitud y velocidad:

  • Los sistemas de producción serán más cuidadosos con el medio ambiente, menos agresivos, más amigables con el futuro. Crecerán las exigencias en este sentido.
  • Habrá gran crecimiento de la agricultura y ganadería de precisión, con un desarrollo muy grande de la identificación electrónica y el monitoreo de rodeos a distancia. Esto generará una gran expansión del manejo de datos generados por aplicaciones inteligentes, con independencia del error humano.
  • Crecerá el teletrabajo, y como muestra vale ver la línea nueva de créditos que el Banco Nación concreta en estos días a tasas y plazos convenientes para facilitarlo de diversas maneras.
  • Habrá mayor control general en las empresas, con más planificación y mucho más monitoreo certero de datos físicos y económicos.
  • Crecerá la actitud innovadora en todo sentido, ya nada será igual, nadie querrá quedarse atrás. Quienes no se atrevan a innovar realmente, quedarán fuera de juego. Mientras seguimos cuidándonos, pensemos en como nos preparamos para el “Nuevo Mundo”.

Ing. Agr. Luis Marcenaro
Director de PRODUCIR XXI

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho + diecinueve =