¡¡A no quedarse atrás…!!

Producir XXI, diciembre 2020

Sin crecimiento hay poco futuro

¡¡A no quedarse atrás…!!

Extractamos información de OCLA, Observatorio de la Cadena Láctea Argentina, que marca el rumbo a los tambos: el que no crece tiene poco futuro.

En el cuadro se presenta la participación de los tambos en función a su tamaño medido en litros de leche diarios del mes de octubre del 2020 sobre la base SIGLeA.

Puede observarse que los aproximadamente 530 tambos del estrato de + de 10.000 litros de producción diaria, que produjeron durante el mes de octubre un promedio de 18.442 litros diarios, representan el 5,4% del total de tambos y aportan el 28,2% de la producción total. Esto es más del doble de leche qué la que aportan los casi 4.600 tambos de menos de 2.000 litros diarios y que son el 46,8% de los tambos totales, pero sólo tienen el 13,1% de la producción nacional.

Por otra parte, en este segundo cuadro vemos que los tambos que en el mes de octubre promedian menos de 2.000 litros/día son cada vez menos con el paso de los años y que suman una proporción muy menor de la leche, al punto que en oct 20 sólo son el 13% de la leche cuando en el promedio anual del 2010 aportaban el 27%.

Claramente los datos nos muestran que en la lechería argentina hay un proceso de concentración y crecimiento de los tambos hacia mayores niveles de producción por día.

Sabemos que esto se genera por más litros por vaca y por más vacas por tambo, en buena medida por mayor carga animal y más eficiencia productiva, y no tanto crecimiento por sumar hectáreas a la actividad ya que la agricultura compite por la superficie. 

Esta tendencia va llevando a los productores chicos y medianos a resolver su continuidad o no, es decir, impulsando al crecimiento o a dejar la actividad. El mensaje está claro: el que no crece tiene poco futuro. 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × uno =