Producción silvopastoril

La sustentabilidad es cada vez más importante

Producción silvopastoril: carne carbono neutro y manejo forestal sustentable

Asociación Forestal Argentina

www.afoa.org.ar

Facebook: asociacionforestalargentina

Twitter:@AfoaArg

El mundo demanda alimentos de forma exponencial y la capacidad de poder diversificar los sistemas productivos con propuestas ambientalmente más sostenibles es un desafío al que se debe estar dispuesto a afrontar. Esto permite un sistema productivo “silvopastoril”, una combinación productiva conjunta de forestación con ganadería.

Carne y madera sustentable

La producción silvopastoril o forestoganadera, ofrece en un mismo sistema integrado dos productos de primera necesidad: carne y madera. Y al mismo tiempo, mitigación de cambio climático.

Estos sistemas se pueden implementar aún en aquellos campos que pueden ser de baja o limitada productividad agrícola o forrajera y además permiten diversificar la actividad y aumentar los ingresos, tanto sea por el beneficio directo de la producción de carne como por el ahorro futuro de la producción maderable.

Los animales aprovechan la producción de pasto y los efectos de los árboles a través del sombreado y la protección microclimática, mejorando la productividad tanto por mejores pasturas como por bienestar animal. Por su parte, las especies más utilizadas -pino, eucalipto y álamo-con adecuada poda, crecen para ofrecer madera de calidad –al ser plantados a baja densidad– en ciclos que puede ir entre los 12 y los 18 años, dependiendo el sitio y la especie.

“Las experiencias de socios de AFoA en Corrientes, Misiones y Delta Bonaerense muestran que la incorporación de forestaciones a sistemas ganaderos tradicionales, mejora la productividad en la producción de carne, mientras que la incorporación de producción ganadera en sistemas forestales, permite la reducción del riesgo de incendio y un cash flow más adecuado a productores chicos y medianos” dijo Osvaldo Vassallo, Presidente de AFoA. 

Argentina es parte del Acuerdo de París

El país se ha comprometido en el Acuerdo de París, como medida para mitigar gases de efecto invernadero (GEI), aumentar la superficie actual de plantaciones forestales de 1,3 millones de ha a 2 millones de ha en el año 2030. Ese crecimiento de superficie se puede realizar en zonas actualmente ganaderas.  Al respecto, el presidente de AFoA mencionó que “Estamos ante un momento propicio para desarrollar este tipo de actividades a máximo potencial, ya que nos encontramos trabajando junto al Ministerio de Agroindustria en la prórroga y modificación de la Ley 25.080, de Inversiones para los Bosques Cultivados que vence en enero de 2019. La Ley entre otros beneficios promueve el apoyo por medio de aportes no reintegrables para plantación y manejo forestal a pequeños y medianos productores forestales y beneficios fiscales atractivos.  La Ley ha beneficiado anualmente a unos 3000 pequeños y medianos forestadores  que generan de manera directa unos 11 mil empleos y proveen la materia prima para abastecer a más de 2.000 aserraderos pymes y toda una significativa cadena de valor que incluye papel, energía y construcción, entre otros rubros”.

Carne certificada carbono neutral

Los sistemas silvo-pastoriles en plantaciones forestales tienen un nuevo análisis a partir del riesgo del cambio climático. La discusión sobre si existe realmente un cambio climático en el mundo y sus causas pareció definitivamente cerrada en el Acuerdo de París de 2015. La posterior salida de Estados Unidos al Acuerdo no modifica el hecho central: cada vez más países y personas están preocupados por modificar sus normativas y hábitos de consumo para reducir la huella de carbono en los productos. La modificación de las políticas públicas y hábitos de las personas en la generación y uso de energía es un ejemplo de este cambio de paradigma. En este contexto, la ganadería aparece como uno de los sectores que más contribuyen a los gases de efecto invernadero (GEI). En el caso de Argentina, de acuerdo al Inventario GEI publicado por el Ministerio de Ambiente (2017), la ganadería es responsable de alrededor del 15% de las emisiones totales del país. Aunque Argentina es responsable de menos del 1% de las emisiones mundiales, y por lo tanto, la producción en el país tiene un impacto global bajo, la producción y el consumo de carne están en la mira regulatoria y de los consumidores. Esto implica un riesgo para el sector ganadero en cuanto puede ver reducida la demanda local y global de carne y al mismo tiempo, puede ser una oportunidad: agregar valor a la carne con un modelo productivo que pueda demostrar que se ha realizado absorbiendo los GEI generados en el sistema. Brasil ya ha avanzado en este sentido, creando la marca Carne Carbono Neutro.

Por ello, el presidente de AFoA señala que “Dada esta oportunidad de crecimiento en la superficie forestal, Argentina puede y debe avanzar en generar un sistema de Certificación de Carne Carbono Neutro confiable cumpliendo los principios y criterios internacionales que permita ser reconocido y aceptado mundialmente. Esta Certificación implica generar un Sello que informe al consumidor los atributos de carne carbono neutro y permita posicionar a la Argentina en aquellos mercados más sensibles al tema ambiental.  Con esto, el sector ganadero puede mostrar su compromiso en la mitigación del cambio climático y una respuesta pro-activa en un tema de alta preocupación mundial. Haciendo a su vez, un muy buen negocio”.

Foresto industria nacional 

La foresto-industria es una cadena de valor que tiene un efecto multiplicador desde la semilla, la plantación, resina y todos sus derivados, manejo forestal, cosecha de rollos, destino de rollos finos para celulosa y papel y de rollos para madera aserrable, aprovechamiento de desperdicio como chip y viruta para generación de energía renovable, maderas y molduras con destino para la construcción y viviendas con madera y muebles, entre otros usos.

La madera es un material renovable, reciclable y carbono neutro. Esto contribuye a la mitigación del cambio climático y del calentamiento global, siendo el material de menor demanda energética para su fabricación.

La foresto industria representa en Argentina:

  • 1,3 millones de ha de bosques implantados
  • Exportaciones por 550 millones de dólares
  • 100 mil empleos directos
  • 7000 Pymes de distinto nivel de transformación de la madera

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *