Nutricion prenatal

Es clave para la vida del bebé

Nutrición Prenatal

Lic. Josefina Marcenaro

Licenciada en Nutrición

jmarcenaro@hotmail.com

Durante el embarazo, la buena nutrición es fundamental para el buen desarrollo fetal y postnatal, por lo que requieren de especial atención y control.

Alimentarse bien

Comer bien durante el embarazo no solo significa comer más sino que también debes considerar lo que comes.

Si la mujer está en su peso ideal antes de la concepción, lo ideal  es ganar entre 9 y 12 kilos a lo largo de toda la gestación. Por otra parte, las necesidades nutricionales de la mujer durante el embarazo son algo más elevadas, pero desde luego no hace falta comer por dos. El requerimiento energético sólo aumenta en promedio unas 300 calorías por día. La clave está ingerir una variedad de alimentos nutritivos, variados y equilibrados para mantener la salud de la madre y la de su bebé en un estado óptimo.

El vínculo entre lo que consume la madre y la salud del bebé es hoy mucho más fuerte de lo que una vez se pensó y cada vez se le da más importancia. Por ello los médicos ahora dicen, por ejemplo, que no se debe tomar nada de alcohol durante el embarazo.

Los alimentos adicionales que se recomiendan consumir no son de calorías vacías. Sustancias como el calcio, el ácido fólico, las vitaminas y el hierro, así como un adecuado aporte calórico y de proteínas son los elementos que han de tenerse en cuenta en la dieta. Un aporte energético deficitario, podría causar que el niño presente bajo peso al nacer con la consecuente aparición de enfermedades pulmonares, gastrointestinales e infecciones que se asocian a esta alteración.

Calcio

El calcio es un elemento importante durante el embarazo ya  durante todo el desarrollo fetal se estará consumiendo por parte del feto, para la formación de sus huesos. Son mayores las necesidades durante el primer trimestre, disminuyendo hacia el segundo y aumentando nuevamente durante el tercer trimestre. El calcio es tomado de lo que la madre consume y si éste no alcanza buscará en las reservas maternas, intentando poder brindar lo necesario para el desarrollo embrionario.

Hierro

El hierro es un elemento indispensable para la formación de las células de la sangre (glóbulos rojos) no solo de la madre sino tambiéndel feto. Durante el embarazo el volumen de sangre de la madre se aumenta de forma notable y se requiere una cantidad apropiada para formar los nuevos glóbulos rojos. Adicionalmente el feto empieza a formar sus propios glóbulos rojos a partir de las reservas maternas de hierro. Cuando el consumo no es adecuado se puede producir anemia en la madre y la oxigenación del feto puede ser inadecuada. La deficiencia de hierro se asocia con niños de menor peso al nacer y con un perímetro de la cabeza menor.

Además, si el aporte de hierro en la leche materna es también inferior, la anemia que se produce en el niño conlleva a retardo del crecimiento y un desarrollo neurológico más pobre.

  • El embarazo es una época de grandes cambios hormonales y de los requerimientos nutricionales que requieren especial atención ya que traen repercusión en el desarrollo fetal.

  • Realizar los controles periódicos correspondientes y prestarle atención a la alimentación es importante durante el período de gestación para evitar carencias que pueden generar repercusiones irreversibles en el desarrollo fetal.

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *