SABER LO

Información en la rotulación de los alimentos

Saber lo que compramos

Lic. Josefina Marcenaro

Licenciada en Nutrición

jmarcenaro@hotmail.com

El objetivo del rotulado nutricional es ayudar a una alimentación saludable y completa. El consumidor debería poder interpretar la información del rótulo para poder comparar y decidir. Es clave la educación.

Normativas vigentes de rotulados

En agosto de 2006 ha entrado en vigencia la normativa que regula el rotulado nutricional de los alimentos envasados (Res. Conj. 149/2005 y 150/2005). En teoría, gracias a dicha regulación el consumidor dispone de mayor información sobre las propiedades de esos productos, pudiendo hacer una selección más consiente de los mismos.

Tal como se describió en la nota publicada en la edición N° 325 de Producir XXI, según el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), el rotulado nutricional consta de dos partes:

  1. Declaración de nutrientes: Información de la cantidad de contenido energético y de nutrientes.
  2. Información nutricional complementaria (declaración de propiedades nutricionales o Nutrition Claims): Toda expresión que indique que el alimento posee propiedades nutricionales.

Ahora bien, ¿sabe el consumidor qué mirar a la hora de comprar? ¿Entiende nuestro consumidor? ¿Es más simple para el consumidor o más confuso? ¿Los claims nutricionales ayudan a decidir la compra?

Educar para entender

Enseñar la gente que hay que mirar, a qué prestar atención y no caer en la letra grande y llamativa que muchas veces vende “estrellitas de colores”.

La información complementaría no debe ser engañosa y el consumidor debe poder entenderla. El rótulo debe ser bien legible. Suelen encontrarse alimentos donde los datos importantes del rótulo están en un tamaño tal que es que imposible de leer, pero el claim nutricional ocupa medio pakaching.

Por otro lado, lo importante de estas declaraciones es saber interpretar lo que se está exponiendo en el envase. Por ejemplo: Galletitas Light.  La expresión Light no sólo se refiere a las calorías del producto, puede tratarse de un alimento Light en azúcar, Light en grasas, Light en sodio, etc. Siempre debe estar aclarado a que nutriente se refiere  o si se refiere a su valor energético. Light seguramente aparece en grande con un asterisco, si se busca esa referencia se dice light en qué. Porque si alguien tiene problemas de diabetes va a controlar los azúcares, si busca bajar su colesterol controlará las grasas o bien si está reduciendo su ingesta calórica controlará el valor calórico total (a grandes rasgos explicado).

 

Por todo lo expuesto queda claro que entender el rótulo es el primer paso para ser un consumidor consiente y poder decidir que elegir a la hora de hacer las compras. Poder entender el packaging y las publicidades facilitará la toma de decisiones.

Se ha trabajado mucho con el rotulado nutricional pero que aún falta. Todavía, en algunos casos, es escaza la real conciencia de la importancia de su cumplimiento, y de tener publicidades responsables. Así generamos mejor información, clara y de fácil comprensión.

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *