Nutricion y Desarrollo

Alimentos y cariño son claves

Nutrición y desarrollo

Lic Josefina Marcenaro

jmarcenaro@hotmail.com

Una alimentación deficiente durante los dos primeros años puede causar un retraso en el desarrollo físico y mental del niño para el resto de su vida.

A fin de crecer bien y mantenerse saludables, los niños de corta edad necesitan todos los grupos de alimentos (permitidos según etapa de desarrollo), como las carnes (el pescado, vacuno, cerdo, pollo), las verduras, los cereales, los huevos, aceites y las frutas y legumbres, así como lácteos (leche, queso y yogur) o leche materna (según edad).

El estómago del niño es mucho más pequeño que el de una persona adulta, y por ello que las porciones también varían.  Sin embargo, sus necesidades energéticas y de crecimiento corporal son mayores. Por ello, es importante que los niños se alimenten con frecuencia a fin de satisfacer todas sus necesidades. Algo que suele ayudar para medir las porciones de los niños más pequeños es utilizar platos infantiles o tazones más pequeños así nos aseguramos de darle la cantidad acorde para su edad. De esa manera el padre, madre o persona a cargo puede tener un control de lo que consumió realmente.

Es preciso alentar a los niños de corta edad para que coman y ayudarles en el manejo de la comida o de los utensilios

Las Guías Alimentarias para la población infantil argentina

Que los niños y niñas crezcan sanos, aprendan y se desarrollen, depende en gran medida de la alimentación que reciban en sus primeros años. Por eso es muy importante aprovechar y seguir las siguientes sugerencias:

1. Alimentar a los bebés nada más que con leche materna durante los primeros 6 meses y continuar amamantándolos hasta los 2 años o más. ¡Este es el mejor comienzo para la vida!

2. A partir de los 6 meses, es necesario complementar la leche materna agregándole de a poco otros alimentos diferentes, de todos los grupos que aparecen en la Gráfica de la Alimentación Saludable.

3. Es importante tomarse el tiempo suficiente para darles de comer bien, con tranquilidad, ayudándoles a que conozcan y prueben otros alimentos, y se acostumbren a ellos.

4. A partir del año de vida, los niños pueden compartir la mesa familiar y comer los mismos alimentos que consume el resto de la familia. 5Para evitar las enfermedades es importante cuidar la higiene de todos los días y, muy especialmente, en la alimentación infantil.

5. La formación de hábitos alimentarios saludables se guía desde los primeros años de la vida

6. Cuando los niños se enferman, hay que darles de comer pequeñas comidas sencillas, livianas y más seguidas. ¡No hay que reducir ni suspender la lactancia ni la comida de un niño enfermo!

7. Cada cierto tiempo, todos los meses hasta que cumplen 6 meses, y luego cada dos meses hasta que cumplen 2 años, es muy importante hacer controlar el crecimiento y desarrollo de los niños. Eso permite saber si están bien alimentados.

8. Acaricie a sus niños con ternura y demuéstreles siempre su amor, para que aprendan a vivir en armonía, paz y tranquilidad.

 

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *