EL SEMEN SEXADO

El Semen sexado comienza a ser una nueva revolución en el tambo

Pedro Nelson

11 5464-7018

pnelson@genpro.com.ar

A partir de la incorporación de esta tecnología y de “buenas prácticas “de manejo lograremos un interesante aumento, progresivo, en las hembras de nuestros rodeos.

Partiendo de la premisa que nuestras vaquillonas son el potencial genético más importante disponible para preñar, podremos considerar varias ventajas u objetivos a futuro.

Mayor disponibilidad de hembras, nos permitirán varias decisiones:

  • Crecer en nuestro rodeo productivo y con la mejor genética disponible del tambo.
  • Aumentar la presión de selección, creciendo en productividad individual si la decisión fuera no crecer en tamaño del rodeo por limitantes físicas, de personal u otras. Así el tambo tendrá vacas mejores, más jóvenes, con menos problemas de sanidad, reproductivos, etc.
  • Vender eventualmente vaquillonas y así potenciar el resultado con otro ingreso del tambo además de la leche.

Sexado+genómica, un golazo

Hoy la tecnología del sexado acompañada de los datos genómicos amplía aun más nuestras posibilidades de crecimiento y selección a partir de nuestros propios objetivos.

Recomendada para usar en vaquillas vírgenes para lograr mejores tasas de preñez y hacer más eficiente la tecnología, ya que por el proceso de producción  el semen sexado tiene menos % de concepción, aun así las posibilidades de su uso son más que interesantes.

¿También en vacas de 2do parto?

Hay trabajos en los que se ha utilizado en tiempos fijos, con buenos resultados también en vacas luego del primer parto. Esto amplía las posibilidades y mejora el % de hembras de reposición, pero hay que extremar los cuidados en las tareas de inseminación.

Muy bueno… pero “hacer las cosas bien”

La tecnología está para que la utilicemos, siempre analizando nuestros procesos y cuidando la correcta forma de llevarla adelante. Hay que cuidar muy bien el manejo del semen, la técnica de inseminación, la detección de celo, el manejo correcto del material (inyectores, vainas), respetando horarios, etc. De esta forma los resultados nos darán tasas que nos permitirán éxito en la evolución y el crecimiento del rodeo.

En los Cuadros N° 1 y N°2, tomados de Ing Roberto Rubio, Producir XXI, dic 2008, se indica la evolución de un rodeo. El N° 1 indica los criterios con los que se corrió el modelo en la PC y el N° 2 indica la cantidad final de vacas y vaquillonas luego de 20 años de evolución.

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *