COMO HACER UN

Es clave recordar lo básico

Como hacer un buen silo

Ing Agr Federico Pisoni

Semillas Tobin

federicop@tobin.com.ar

Elegir adecuadamente el momento óptimo de picado es uno de los factores importantes para la obtención de un silo de calidad. La diferencia entre maíz y sorgo es que los máximos contenidos energéticos de los respectivos ensilajes se logran a distintos contenidos de MS de la planta. Por ejemplo, en maíz cuando el cultivo tiene entre 34-37% de MS y en sorgo entre 26-32% MS.

Debemos conjugar el conocimiento de los ciclos de cada cultivo, con la programación con quien confeccionará el ensilado, para lograr conservar el cultivo en su punto de máxima calidad.

Momento óptimo de corte

  • Maíz 1/2 de línea de leche
  • Sorgo 1/3 de panoja c/grano pastoso

Un factor importante que determina el tipo de fermentación en el proceso de ensilaje es el tenor de materia seca de la planta. En ensilajes muy húmedos, los efluentes generados varían de 1 a 11% de la MS y contienen la mayoría de los componentes solubles del forraje, como azúcares, ácidos orgánicos, proteínas y otros compuestos nitrogenados (McDonald et al., 1991). Una ecuación propuesta por Bastimam y Altman (1985) citados por Xiccato et al. (1994) estimó que las pérdidas por efluentes son muy pequeñas cuando la MS del forraje es superior a 25% y su producción virtualmente cesa con 29% de MS. Según Paiva (1976), ensilajes de buena calidad deben tener entre 30-35%. de materia seca. Ensilajes que presentan humedad muy alta tienen una serie de desventajas: primero ensilajes muy húmedos tienen un costo de producción mayor, pues el transporte por cantidad de materia seca resulta más caro; segundo, el pH de ensilajes muy húmedos tienen que ser más bajo para inhibir el crecimiento de Clostridia spp.

Con respecto a la altura de corte, cuanto mayor sea esta permitirá incrementar la relación de espiga o panoja en la masa ensilada, logrando aumentar la digestibilidad de la misma.

El correcto picado, teniendo en cuenta el tamaño de fibra y el quebrado de grano, es otro de los puntos importantes para lograr un alimento de calidad. Se define como correcto, un picado aproximado a los 1,5 cm, con el grano bien partido, que tenga entre un 7 y un 12 % de partículas de más de 2,5 cm pero nunca mayor a 8-10 cm.

La explicación del porqué no se busca un tamaño menor es porque cuando los tamaños de partícula tienen menos de 8 mm, la tasa de pasaje a nivel ruminal es muy alta pudiendo ocasionar falta de eficiencia en el aprovechamiento de los nutrientes.

Para una buena digestión y utilización de los silajes de maíz o sorgo con altos rindes de granos, éstos deben estar bien procesados (partidos, aplastados). Si bien este punto está afectado por el costo del uso del craker, es importante aclarar que el no uso, puede llevar a una baja digestibilidad de los granos que repercuta en gastos de mayor magnitud.

Hoy en día, contamos con los procesadores SHREDLAGE, que permite utilizarse tanto en maíz como en sorgo, y logran quebrar el grano sin picar la fibra, sino que realiza un desgarro de la misma logrando las proporciones ideales.

 

“En maíz el momento óptimo de corte es cuando el grano tiene ½ línea de leche”.

“En el cultivo de sorgo para ensilar el momento óptimo de picado es cuando 1/3 de la panoja presenta grano pastoso”.

Por último, la compactación del silo, sin hacer mención a un cultivo u otro, es uno de los últimos pasos que permitirán contar con una reserva de forraje de calidad. Ya que es necesario eliminar el exceso de aire entre partículas para lograr un proceso fermentativo adecuado. Es necesario conseguir una pronta eliminación de aire de la masa ensilada para limitar el proceso de respiración inicial y evitar fermentaciones aeróbicas putrefactivas del forraje que derivan en pérdidas de material por descomposición. El compactado debe realizarse inmediatamente cuando el material es almacenado en silos bunker. Las ruedas del tractor son las más utilizadas para el pisado, debido a que ofrecen mayor peso por unidad de superficie en relación a otros rodados. Para una adecuada preservación del ensilaje durante largos períodos, debe aislarse del ambiente atmosférico. Esto se consigue procurando la impermeabilidad de las paredes y colocando cubiertas sobre la cobertura plástica del silo.

El uso de inoculantes es muy conveniente. La utilización de estos productos agregados al forraje al picado o al momento de su descarga en el silo constituye una alternativa muy válida para mejorar las condiciones de fermentación y conservación. La relación costo-beneficio de esta tecnología está comprobado que es altamente positiva.

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *