Una alternativa, también para ganadería

Producir XXI, febrero 2021

Cultivos de cobertura (CC), o Cultivos de servicio (CS)

Una alternativa, también para ganadería

Equipo Smartcampo

www.smartcampo.group

En ganadería también se pueden pastorear los cultivos CC o CS, sólo que deberá ser con una baja carga animal, dejando un buen remanente para protección del suelo.

Cultivos de cobertura, prestadores de servicios

Los cultivos de cobertura (CC) se siembran entre dos cultivos de renta, se utilizan con el fin de “mantener vivo” el suelo durante todo el año evitando la erosión del lote. No es el único beneficio ya que, además de evitar la pérdida de suelo, contribuyen a secuestrar carbono, regulan el reciclaje de nutrientes y el ciclo hidrológico. También reducen el uso de herbicidas y proveen forraje. Por todas estas virtudes a los cultivos de cobertura se los conoce además como “cultivos de servicio” (CS).

Los CC o CS han tomado un papel protagónico en los sistemas agrícolas. Con sus diferentes variantes han ido colonizando zonas cada vez más extensas debido a los importantes beneficios brindan a los sistemas productivos.

La utilización de Gramíneas, Leguminosas, Brassicas o mezclas de algunas de ellas y la elección de las especies dependen del objetivo del sistema donde se siembren los CS. Los objetivos pueden ser variados, contener la erosión del suelo, controlar malezas, romper compactación, incorporar Nitrógeno por fijación biológica, reduciendo el agregado de fertilizantes y disminuyendo los costos, etc.

Como especies más difundidas y utilizadas encontramos hoy Vicia villosa y Centeno, aunque han aparecido alternativas que se adaptan a diferentes sistemas como es el caso de Avena sativa, Avena strigosa, Triticale, Ryegrass, Cebada forrajera en cuanto a gramíneas. Entre las leguminosas tenemos Vicia sativa, Melilotus, Lotus tenuis, Lotus corniculatus, entre otros.

Características principales de cada especie:

Leguminosas:

  • Vicia Villosa: Aporta nitrógeno al suelo por fijación biológica, hace reserva de agua en el suelo, ideal para mezcla con gramíneas, producción tardía, con de producción en septiembre.
  • Vicia Sativa: Porte más erecto que Vicia villosa, buena fijadora de nitrógeno, mayor consumo de agua, producción temprana de forraje.
  • Lotus Tenuis: tolerancia a sequías y encharcamientos, no produce empaste, adecuada para zonas de media loma- bajo dulce/algo alcalino
  • Lotus Corniculatus: tolera moderadamente altas temperaturas y sequía, porte más erecto que L. Tenuis, adecuado para zona de loma-media loma
  • Melilotus Alba: tolera moderadamente salinidad y baja fertilidad, buena producción de raíces en profundidad, prefiere zonas de bajo dulce/alcalino

Gramíneas:

  • Avena Blanca: Gran plasticidad, producción equilibrada, muy macolladora.
  • Avena Strigosa: tolerancia a altas temperaturas, producción temprana, posibilidad de siembra temprana, capacidad de macollaje.
  • Centeno: gran control de malezas por alelopatía (influye en las malezas ayudando a controlarlas), bajo consumo de agua, muy rústico, tolerancia a bajas temperaturas y al estrés hídrico
  • Cebada forrajera: tolera temperaturas altas, alta resistencia a heladas, buen comportamiento en lotes con algo de salinidad.
  • Triticale: buena combinación de rusticidad y calidad, crecimiento inicial rápido, ciclo de crecimiento largo.
  • Ryegrass: muy buena calidad de forraje, tolerancia a pisoteo, buen rebrote, crecimiento inicial lento, prospera en suelos deficientes.

Pastoreo de los Cultivos de Servicio (CS)

Si bien el objetivo principal es mantener el suelo cubierto entre dos cultivos de renta, los productores mixtos han encontrado una alternativa más, ya sea por necesidad o previamente planificado: pastorear los CS. Esto último abre aún poco más el abanico de posibilidades de utilización ya que integra los sistemas de producción agrícolas y ganaderos.

Dicho pastoreo deberá ser con una baja carga animal, dejando un buen remanente, para evitar perjudicar la producción del CC asegurando que cumplan el objetivo principal. Se deberán respetar los tiempos de descanso desde que se retira la hacienda hasta la etapa del secado del cultivo.

Cabe señalar que el secado del CC debe realizarse mediante métodos mecánicos o químicos, no es aconsejable hacerlo mediante pastoreo ya que no quedaría rastrojo en el lote, además provocaría una importante compactación de suelo por pisoteo.

Producir es mostrar capacidad de adaptación

Se siguen evaluando posibilidades de uso para los CC, lo que permite afirmar que son cultivos muy versátiles. Con la planificación adecuada, además de prestar servicios, se les puede sacar un gran provecho económico.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 1 =