Un buen calostrado es clave

Un buen calostrado es clave para el éxito en la guachera y en toda la vida de la vaca

Ing. Guillermina Osacar,

 guillerminaosacar@live.com.ar

Dr. Guillermo Berra,

 guillermoberra@yahoo.com.ar

Está claramente probado en todos los países de lechería avanzada que el buen calostrado de la ternera en sus primeras horas de vida es clave para toda la vida.

Consumo de calostro:

Los mamíferos tienen un sistema inmunitario capaz de protegerlo de numerosas enfermedades. En el caso de los bovinos, la cantidad de capas que conforman la placenta impiden el traspaso de inmunoglobulinas de la madre al feto. Por lo tanto, los terneros, nacen sin protección contra las enfermedades. El calostro es rico en inmunoglobulinas, es más digestivo, más rico en vitaminas y dos  veces más energético que la leche.

La cantidad y calidad del calostro pueden variar según:

  • Raza
  • Estación de parición.
  • Restricción alimentaria.
  • Duración de la gestación.
  • Estado sanitario. (Vacunación preventiva a la madre).
  • Número de lactancias. (Las vaquillonas de 1er parto tienen menos calostro).

Los terneros de parto normal, rápido acceden a la ubre y maman calostro, dentro de las 2 a 3 horas posteriores al parto se incorporan y maman. En esto influye la madre, que lo lame y estimula para que se incorpore. Sin embargo, cuando el ternero consume por su cuenta calostro, no podemos determinar ni la cantidad, ni la calidad del calostro que consume,  Cuando se trata de terneros parteados, o que han sufrido hipoxia, por estar atascados en el canal del parto, disminuye la vitalidad del ternero, y por ende el consumo de calostro.

Si la madre ha sido parteada, quedará dolorida, y no estimulará convenientemente al ternero. En el caso de vaquillonas, que demuestran generalmente menor aptitud materna, sus hijos  frecuentemente se quedan sin mamar. Obviamente, si la madre muere, el ternero no mamará.

También presentan inconvenientes los terneros muy grandes que presentan dificultad al parto,  o pocos desarrollados o inmaduros como los terneros mellizos.

 

En síntesis, los terneros problema que hemos enumerado,  que no llegan a consumir calostro por su cuenta y los de parto normal, aunque se los vea mamar calostro, no podemos determinar ni la cantidad, ni la calidad, del calostro consumido, es por ello, que la administración sistemática de calostro a todos los terneros recién nacidos es fundamental para una crianza exitosa.

Absorción de calostro: los anticuerpos presentes en el calostro, atraviesan el intestino fácilmente durante las primeras 12 hs. de vida, siendo las primeras 6 a 8 hs las más importantes.  A este fenómeno se lo llama permeabilidad. Durante las primeras 24 hs. de vida la mucosa del intestino delgado de los rumiantes está capacitada para absorber las inmunoglobulinas o agentes de defensa natural. A las 24 hs. de vida, esta permeabilidad intestinal es nula, y se lo conoce como fenómeno de clausura.  

Administración de calostro: el calostro se puede administrar con mamadera  o por medio de un sondaje bucoesofágico. El calostro elegido será el de la propia madre, o de otra vaca recién parida. Disponer de calostro refrigerado o congelado, posibilita contar con calostro independientemente de si se puede ordeñar o no la madre en ese momento, o si el calostro de la madre no es de calidad, o no es suficiente.

Repaso sistemático con calostro: como medida de aseguramiento del buen estado inmunitario del ternero, el repaso sistemático con calostro durante las primeras horas de vida, es la práctica que ha permitido levantar los % de animales bien calostrados dentro de los establecimientos y mejorar la situación de las guacheras. Para ello, el responsable de atender los partos, debe administrar con mamadera, o en su defecto con sonda buocoesofágica, calostro recién ordeñado o calostro del banco de calostro, lo que sea más práctico. A cada ternero que nace se debe dar, en las primeras 4-6 horas de vida en lo posible, una toma de 4 de litros de calostro, (si dan los tiempos, repartirlo en dos tomas) y volver a administrar otra dosis de 2 litros de calostro luego de las 12 hs de nacidos, nuevamente. Durante ese tiempo, el ternero puede quedar con su madre en el lugar de parición (donde seguramente seguirá consumiendo calostro de su madre), o puede apartarse, teniendo en cuenta que si se aparta, es para darle calostro, no para que quede esperando, se pase el tiempo y se pierda capacidad de absorción de anticuerpos.

Cabe mencionar, que los terneros que se apartan de la madre (es lo que más se práctica)  deberían ser alojados en lugares reparados (sombra en verano, reparo en invierno), higiénicos, separados del tambo, que no sea una concentración de terneros que sirve solamente para que se contaminen. El piso debe ser en lo posible de cemento (para que se pueda lavar y desinfectar), pero los terneros deben estar sobre cama de paja de trigo, no sobre el piso de cemento. Se deben llevar periódicamente a la crianza y ser alojados, cuidándolos del medio ambiente crítico

Banco de Calostro:

Como hacer un banco de calostro:

  • Ordeñar la vaca entre 4 a 5 horas posteriores al parto
  • El ordeñe debe realizarse en forma higiénica. Respetando la rutina de ordeñe, desinfectando pezones, descartando los primeros chorros, etc.
  • La higiene de las pezoneras, mangueras y recipiente donde se colecta el calostro debe ser óptima. Debe estar todo tan limpio como si se utilizara para la leche que se destina a la venta.
  • El calostro se puede guardar en botellas descartables de 1 o 2 litros para disponer de volúmenes individuales y descongelar lo necesario. Las botellas que se utilicen, deben estar bien lavadas, con agua caliente y detergente y ser enjuagadas con agua limpia con unas gotas de lavandina.
  • Se pueden utilizar también, bolsas plásticas, las cuales son de un solo uso. Para congelar las bolsas, se las pude apilar con un separador de cartón, para que no se deformen ni se peguen entre ellas.
  • Rotular las botellas o las bolsas con la fecha de obtención a efectos de ir usando las más antiguas, poner el número de la madre y anotar la calidad del calostro (si se ha medido la calidad)
  • El calostro congelado tiene una duración de 10 a 12 meses.
  • Se puede guardar calostro refrigerado, el cual dura entre 5 a 7 días, siempre y cuando la heladera enfríe a 4ºC. La ventaja con respecto al congelado, es que sólo hay que entibiarlo y el proceso es más rápido, al no tener que descongelar. Pero su duración es bastante menor.
  • Es importante no descongelar, ni entibiar a más de 50-55 grados, para no desnaturalizar las proteínas del calostro, o sea los anticuerpos.

Como se utiliza el Calostro Congelado o Refrigerado:

Para administrar el calostro congelado, debe descongelarse a baño maría. La temperatura del baño, no debe superar los 50-55 grados. No debe volver a congelarse el calostro  una vez descongelado. El calostro que no está congelado sino refrigerado, no requiere ser descongelado, pero si entibiado, para lo cual, también se usa el baño maría, a no más de 50-55 grados. El calostro se debe administrar a 37-38 grados de temperatura.

Se debe procurar que el ternero lo mame de una mamadera, y sólo en el caso que el ternero no tenga reflejo de succión o no quiera mamar, administrarlo a través de un sondaje bucoesofágico.

Guardar calostro de Calidad: que hay que tener en cuenta.

  • Debe ser espeso, cremoso y no contener sangre
  • Que provenga de vacas de segunda o tercera parición
  • Que Provenga de vacas que han sido vacunadas durante el período de vaca seca, 30 y 60 días previos al parto
  • Que provenga de vacas que tienen un período de seca de 60 días
  • Que provenga de vacas libres de infecciones en la glándula mamaria y otras enfermedades
  • Ser ordeñado en condiciones de higiene y dentro de las 4 a 5 horas después del parto.

No podemos mejorar nada que no midamos

Medir la calidad de calostro, es una herramienta importante, si queremos organizar un plan de calostrado sistemático, o armar un banco de calostro confiable. Hay instrumentos que se pueden utilizar en el  tambo,  que son de fácil uso y de precio accesible.

Calostrímetro o calostrómetro:

Mide la densidad del calostro: es un método indirecto de medición, a mayor densidad (más espeso), mejor es el calostro. Se coloca el calostro en una probeta, a 22 grados centígrados, y se sumerge el densímetro, el cual tiene una escala que mide la concentración de inmunoglobulinas por ml de calostro.

CONCENTRACIÓN INMUNOGLOBULINAS MG/ML

Zona Verde: 50 a 140 mg/ml Calostro superior (usar)

Zona Naranja: 50 a 30 mg/ml Calostro Marginal (no usar)

Zona Roja: menos de 30 mg/ml (no usar).

Refractómetro óptico de una escala. (0 a 32 Brix)

Refractómetro Digital, de 0 a 85 Brix.

Refractómetro:

Existen en el mercado Refractómetros ópticos de una escala y Refractómetros Digitales. La diferencia entre ellos es de costo, y de rango, ya que el digital, permite identificar mejor los calostros de mejor calidad. Pero la escala para ambos es la escala de grados Brix y es la siguiente:

  • Calostros con menos de 20 Brix, son calostros regulares, no se deberían usar para la primera toma.
  • Calostros entre 20 y 25 Brix, son calostros buenos, usarlos preferentemente para la segunda toma, se usan para la primera toma, en el caso de que no hubiera un calostro superior disponible.
  • Calostros más de 25 grados Brix, son calostros muy buenos, usarlos preferentemente para la primera toma.

Cada equipo tiene una forma de operación diferente, pero sencilla y se requiere sólo una gota de calostro para realizar la medición.

En estos últimos años, se ha difundido el uso de estos instrumentos, para medir la calidad del calostro que se utiliza en las crianzas.

Calostro en polvo:

El Calostro en polvo, es calostro que se conserva por medio de la liofilización, que lo deshidrata, conservando la viabilidad de los anticuerpos del calostro. Disponer de calostro en polvo, que se hidrata fácilmente y se administra con mamadera o con sonda, es una herramienta muy importante, que independiza al partero, de tener que armar un banco de calostro, además, como hay que disolverlo en agua, es más rápido que esperar el descongelado del calostro.

 Obviamente, si tenemos vacas sanas, contar con calostro propio, es una herramienta fundamental y de menor costo,  que tener que comprar  calostro en polvo, pero disponer de una dotación de dosis, para una emergencia (que se haya agotado el banco de calostro propio p.e.), es muy importante, ya que no nos pueden quedar terneros sin calostrar en las primeras horas de nacido.

El Calostro como alimento:

Tengamos en cuenta, que luego del primer día, el ternero pierde su permeabilidad intestinal, y las inmunoglobulinas ya no son absorbidas por el ternero, es decir, si el ternero no mama calostro de primer ordeñe, durante las primeras horas de vida, no tiene defensas contra las enfermedades.

Pero del día dos en adelante, el calostro sigue siendo importante desde el punto de vista nutricional, como un alimento insustituíble para el ternero, durante su primera semana de vida. Por lo tanto, sea al pié de la madre o en la guachera, (cuando los terneros ingresan de menos de una semana de vida), el ternero debe seguir tomando calostro para acompañar la madurez del sistema digestivo.

La tendencia actual, es a separar a los terneros de sus madres a las 24 – 36 hs. por un tema de organización del tambo, del tratamiento de las vacas recién paridas, etc., y de evitar que los terneros deambulen con las madres, sobre todo teniendo en cuenta que los lugares no son los más adecuados para un recién nacido. En esos casos, tengamos una premisa, si se separan de las madres, pero no los separemos del calostro, para la primera semana de vida.

Esta práctica, de continuar con el calostro de segundo, tercer ordeñe como alimento, puede estar limitada por temas de logística (sobre todo en los tambos grandes) y por temas sanitarios, donde continuar con leche o calostro de vacas con brucelosis o tuberculosis es un riesgo.

  • No por sabido, ni por sencillo, tomemos a la ligera estos dos temas de manejo fundamentales en la crianza, como son la desinfección del ombligo y el calostrado a todos los terneros.
  • Muchas veces, los problemas de las crianzas, se solucionan, cuando se incorporan las técnicas en forma consistente, es decir, todos los días y con todos los terneros…

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × uno =