Poner cabeza, brazos y muuucho corazón

Poner cabeza, brazos y muuucho corazón

“No se puede esperar que las cosas vengan de arriba”. Mal o bien lo que vamos pudiendo hacer en nuestra vida, en el trabajo, en la familia, en la empresa de uno mismo o donde fuera, se consigue con esfuerzo, inteligencia y dedicación. 

La tapa de este mes sintetiza lo que es necesario poner individual y colectivamente para que realmente podamos salir adelante como persona y como sociedad. Hay tres NO que pueden estar limitando a la gente para avanzar hacia un mayor progreso: no sabe (le falta información), no puede (le faltan recursos y habilidades) y no quiere (le falta motivación, movilización, empeño). Para estas limitantes es necesario poner cabeza, brazos y mucho corazón.

  • Poner cabeza, tener fundamento, saber pensar, planificar, ordenar, tener sistemas de seguimiento, discutir ideas y propuestas en el equipo de trabajo y con otros como uno que viven circunstancias similares. Esto lleva a impulsar la mayor participación posible en actividades de capacitación e intercambio, sea dentro de cada empresa, sea en grupos de intercambio gente de diferentes entre empresas.
  • Poner brazos, y agregamos también bolsillo, lo que significa trabajar mucho, dedicarse, invertir, arriesgar, no quedarse atrás. Poner esfuerzo y recursos tampoco es fácil, pero es imprescindible. El campo es sinónimo de mucho esfuerzo y mucha inversión.
  • Poner mucho corazón, muuucho corazón, remarcamos el “muuucho” corazón porque es éste el que alimenta o potencia a la cabeza y a los brazos y el bolsillo. En efecto, el motor está en el querer. El que no quiere progresar no va a progresar, aunque tenga cabeza, brazos y recursos económicos. Frente a las mismas dificultades y adversidades hay gente que progresa y otras que no lo hacen. Si se analiza cada caso uno ve que en general la diferencia no está en que alguien se destaca y progresa porque es súper inteligente o que tiene muchos más recursos, sino que lo diferencia su empuje, sus ganas, su capacidad de seguir adelante a pesar de las dificultades.

Y todo esto ha llevado a que el agro y sus industrias derivadas y vinculadas sean un pilar fundamental de la economía de nuestro país. En efecto, representan más del 22% de los puestos de trabajo privados y son algo más del 40% de las exportaciones del país. ¡¡Que bueno sería que cada uno de los habitantes de nuestra querida Argentina fuera conciente de todo esto y conozca, comprenda y valore lo que significa el campo para el país!!!

Finalmente, destacamos dos eventos que sin dudas ayudarán a desarrollar voluntad de progreso a quienes participen. Nos referimos al 4to Outlook de la Cadena Láctea argentina 2020, el miércoles 1 de abril en Rosario, y la ya tradicional ExpoSuipacha 2020, del 13 al 17 de mayo. No se los pierda, seguro le serán muy útiles.

Hasta la próxima.

Ing. Luis Marcenaro
Director de Producir XXI

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 − uno =