Perspectivas climáticas para el verano y otoño 2020

Perspectivas climáticas para el verano y otoño 2020

Ing. Agr.  Eduardo M. Sierra

Especialista en Agroclimatología

edmasi@fibertel.com.ar

Explicando el 2019

Durante el Otoño y el Invierno de 2019 los fuertes vientos provenientes del Polo Sur impulsaron las aguas del Océano Glacial Antártico hacia el Ecuador, enfriando simultáneamente los Océanos Pacífico y Atlántico. Sudamérica fue inundada por masa de aire seco y frío, que impidió la entrada de los vientos cálidos y húmedos del trópico, produciendo una intensa sequía continental y un régimen térmico riguroso.

Recién en Octubre de 2019, los vientos polares retrocedieron un tanto, permitiendo un moderado calentamiento de los Océanos Pacífico y Atlántico. Esto se extendió hasta fines de Noviembre de 2019, dando paso a los vientos del trópico, que produjeron un moderado aumento de las precipitaciones. A comienzos de Diciembre de 2019, los vientos polares se reactivaron abruptamente, volviendo a enfriar los Océanos Pacífico y Atlántico hasta un nivel similar al que habían observado a mediados del invierno.

Verano 2020

Durante el verano, la distribución de las precipitaciones continuará exhibiendo fuertes perturbaciones térmicas e hídricas.

  • Sólo el NOA, la Región Oriental del Paraguay, el sur del Brasil y el norte del NEA recibirán precipitaciones normales, que le permitirán satisfacer la demanda de agua de los cultivos y pasturas, manteniendo reservas hídricas adecuadas.
  • La Región Occidental del Paraguay, la Región del Chaco, el sur del NEA, el este de la Región Pampeana y el Uruguay recibirán precipitaciones algo por debajo de los normal, que le permitirán satisfacer la demanda de agua de los cultivos y pasturas, pero que no alcanzarán para mantener reservas hídricas adecuadas.
  • El centro de Chile, Cuyo y el oeste de la Región Pampeana experimentarán precipitaciones debajo de lo normal, que no alcanzarán para satisfacer el consumo de los cultivos y pasturas, provocando una significativa reducción de las reservas hídricas.

Al acercarse el final de la estación, el gradual descenso de la temperatura reducirá a demanda de agua, permitiendo que los suelos de las zonas más afectadas mejoren un tanto sus reservas de humedad, aunque sin lograr reponerlas totalmente. 

Las altas cuencas de los grandes ríos recibirán precipitaciones moderadas a abundantes, que activarán la recuperación del nivel de los grandes ríos, aunque sin recuperar sus niveles medios.

Otoño 2020

La llegada del otoño traerá un incremento de las precipitaciones, al mismo tiempo que reducirá los requerimientos hídricos de la vegetación, permitiendo la gradual reposición de las reservas de humedad de los suelos en la mayor parte del área agrícola del Cono Sur.

No obstante, es probable que el centro de Chile, Cuyo y el sudoeste de la Región Pampean terminen la estación sin haber logrado reponer satisfactoriamente las reservas de humedad de sus suelos.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 5 =