Manejo de Colza y Carinata

Dos muy buenas alternativas al trigo

Manejo de Colza y Carinata

Mario Carignano
agrocarig@hotmail.com
Agronomía Las Rosas SA

En Producir XXI de febrero presentamos a colza y carinata, como alternativas al trigo como cultivo invernal. En esta nota nos enfocaremos en el cuidado y cosecha de estos cultivos.

Fertilización: altos requerimiento de P, N, S y B
Colza y carinata son cultivos con altos requerimientos de fósforo (P), nitrógeno (N), azufre (S) y boro (B). El azufre debe mantener una relación de 1 a 6 con respecto a nitrógeno. El boro, si bien se requiere en pequeñas cantidades, es muy importante en la etapa reproductiva. Es un nutriente con muy buenas respuestas a aplicación foliares en prefloración.

Como hacer la fertilización

Planificar la forma de aplicarlos es muy importante. Debemos considerar que en invierno, la actividad biológica disminuye notablemente, como también las lluvias y la movilidad de los nutrientes.
Sulfato de calcio al voleo no resulta efectivo ya que es muy poco probable que la planta pueda utilizarlo en altos niveles. En cambio, aplicaciones de Sol Mix 80-20, que contiene la proporción adecuada de N y S, han mostrado los mejores resultados, logrando parcelas de más de 4300 kg de rinde con 240 kg de Nitrógeno aplicado. En el Cuadro N° 2 se resumen el rendimiento en granos, expresados en kg/ha, y los incrementos respecto al tratamiento testigo. El ensayo se realizó en la campaña 2011-12, en condiciones invernales de estrés hídrico.

Detalle de los tratamientos aplicados

1- Testigo                                                              6- ajuste a 140 de N con sólidos (s)-S25
2- ajuste a 140 de N con sólidos (s)-S0           7- ajuste a 140 N Solmix (SMx)-S25
3- ajuste a 140 N Solmix (SMx)-S0                   8- ajuste a 180 N con sólidos (s)-S25
4- ajuste a 180 N con sólidos (s)-S0                 9- ajuste a 180 N Solmix (SMx)-S25
5- ajuste a 180 N Solmix (SMx)-S0                 10- idem 9 + B foliar en la Colza

Plagas más comunes

La más común, es la polilla de las coles (Plutella xylostella) que ataca cualquier especie de brasicaceas. Es de fácil control y los ataques están muy relacionados al ambiente. En zonas de Entre Ríos es muy poco frecuente, ya que los inviernos son más húmedos, en cambio aumenta su presencia hacia el oeste, encontrándose lotes en Córdoba con daños importantes, llegando a ser necesarios hasta 3 tratamientos en años de inviernos secos, para controlar la plaga.

También es común observar en estado de plántulas, algunos ataques de Microtheca Ochroloma (pequeño escarabajo con bordes amarillentos), que si no se detecta a tiempo, puede provocar pérdidas de plantas en manchones. En inviernos secos, aumentan las probabilidades de ataques de pulgón (Brevicoryne brassicae), plaga que no se presentó en las ultimas 6 campañas. La colza funciona como cultivo trampa para las chinches y es muy común tener que aplicar para controlarla. 

Enfermedades

La más frecuente es causada por el hongo Phoma Lingam (comúnmente conocida como Phoma), que en materiales susceptibles puede causar daños importantes. Respetando rotaciones (esperar 3 campañas para repetir el cultivo) y con el uso de materiales  tolerantes, se evitan perdidas. Otra enfermedad foliar, en años húmedos con frecuencia de lloviznas es Alternaria Sp., fácilmente controlable con fungicidas.

Cosecha, el meollo de la cuestión

He aquí un punto conflictivo en este cultivo. La dehiscencia (apertura) de sus silicuas (fruto o cápsula), ponen en riego una buena cosecha con cultivo en pie. Una ventaja de carinata frente a colza, es justamente la baja dehiscencia de sus silicuas, lo que permite su cosecha directa en planta.

El hilerado es el método más seguro, pero no siempre es fácil conseguir los equipos adecuados. También permite adelantar en 5 a 7 días la cosecha, mejorando las condiciones para el cultivo de segunda. El uso de desecantes es otra alternativa (importante ver cuales están autorizados), su aplicación debe estar perfectamente coordinada con la cosecha.

La cosecha en sí, se puede realizar con cualquier equipo, siempre que se tenga especial cuidado en la regulación del viento. En caso de cosechar en planta, es muy importante la velocidad del molinete, que solo debe superar en un 10 % la velocidad de avance de la cosechadora. En caso de hilerar, se recomienda el uso de recolectores de lona, aunque también se puede con plataformas comunes. 

La humedad de comercialización es de 8.5 %

Se recomienda trillar, si es en planta, entre 12 y 15 % de humedad, para evitar pérdidas importantes.  En caso de hilerado, que tiene un secado muy rápido, se puede bajar a humedad de entre 8 y 10 % y si tenemos alta temperatura, podemos encontrarnos con bajas de 4 a 5 puntos en un mismo día.  

Cultivos de segunda.

La cosecha se realiza entre 10 y 15 días antes que el trigo, esto nos permite implantar una soja de segunda, como si fuera de primera, logrando rendimientos apenas algo menores que estas últimas. Sojas de segunda con colza como antecesor, llegan a tener diferencias de más de 1000 kg con respecto a sojas sembrados con trigo como cultivo antecesor. Esta diferencia se debe principalmente a las condiciones de implantación, ya que es más segura, que sobre un rastrojo de alta lignina como es el de trigo.

El hilerado es el método más seguro. Permite adelantar de 5 a 7 días la cosecha, mejorando las condiciones para el cultivo de segunda

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × uno =