Las principales forrajeras megatérmicas perennes en la región pampeana

Las principales forrajeras megatérmicas perennes en la región pampeana

Ing. Agr. Oscar Bertín

En InForrajes, de Biscayart forrajeras.

Pasto llorón, Grama Rhodes y otras
Las gramíneas forrajeras megatérmicas perennes han sido revalorizadas recientemente en la zona templada de Argentina, aunque eran conocidas, evaluadas y en algunos casos cultivadas desde hace medio siglo. Sin embargo, su consideración comprende otras especies, más allá de las comunes: el pasto llorón para la región pampeana sur y la grama Rhodes para la región pampeana norte.
Esto último tiene que ver con el desplazamiento de la ganadería en la región, que se ha concentrado principalmente en ambientes con limitaciones para la agricultura de altos rendimientos. En estas condiciones de clima y suelo los pastizales naturales y las pasturas de gramíneas templadas son la base de la alimentación en las etapas de cría y recría bovina. Estas fuentes de forraje se caracterizan por sus marcadas variaciones interanuales y estacionales en la oferta de pasto, que afectan la eficiencia y sustentabilidad de los sistemas productivos, los cuales deben ser “complementados” por otros recursos como, por ejemplo, las pasturas de especies megatérmicas o tropicales o de C4.

¿Qué son las especies C4?
Estas son gramíneas con el sistema fotosintético C4, que poseen una anatomía foliar de tipo Kranz, cuya función es mantener una elevada concentración del dióxido de carbono (CO2) alrededor de la enzima RuBisCO (ribulosa-1,5-bifosfato carboxilasa oxigenasa), reduciendo así la fotorrespiración.

Además, las C4 tienen un rango de temperatura óptima de crecimiento entre los 30 y 45º C, mucho más elevado que las C3, lo que les otorga ventajas en los períodos de altas temperaturas de verano. El sistema fotosintético, propio de estas gramíneas C4, está asociado con importantes características biológicas como: la velocidad de desarrollo y la eficiencia en la utilización de los nutrientes y el agua. 

Si bien la información disponible permite contar con un razonable grado de conocimientos sobre las tecnologías de insumos (especies, variedades botánicas y cultivadas, fertilización) y de procesos (establecimiento y manejo del pastoreo) que hacen al uso de pasturas perennes C4 en la zona templada de la Argentina, es indudable que en el futuro se deberá generar información adicional para hacer más eficiente y sostenible la utilización de pasturas tropicales en los sistemas de producción pampeanos.

La grama Rhodes cultivar (cv) Pioneer o común (diploide, 2n)  (Chloris gayana Kunth) es una forrajera que tolera en cierta medida la salinidad. Esta puede ir de 2 a 4 dS.m-1 (conductividad eléctrica = CE en extracto de saturación) en sitios ligeramente salinos hasta ≥ de 16 dS.m-1 (CE en extracto de saturación) en los fuertemente salinos, lo cuales son limitantes para el desarrollo de la mayoría de las forrajeras. 

Si bien grama Rhodes es recomendada para tierras deprimidas, su emergencia se ve afectada al desmejorar las propiedades edáficas por alcalinidad y estrés hídrico, cuando se la compara con mejores lugares. La sensibilidad a la salinidad depende la etapa de desarrollo de la planta. Así algunos autores han demostrado que con CE superiores a los 4 dS.m-1 (CE en extracto de saturación) la germinación de la grama Rhodes puede verse sensiblemente comprometida, mientras que una vez implantada puede tolerar mayores concentraciones salinas sin disminuir demasiado la productividad. Presenta buen comportamiento a bajas temperaturas y encharcamientos temporarios, mientras que no la favorecen los suelos arenosos. En ambientes húmedos si se logra un buen establecimiento y se aplica un adecuado manejo de la pastura se obtendrá una situación superadora con respecto a un pastizal degradado de pelo chancho, gramón o espartillo. Otros cv tanto diploides (2n) como tetraploides (4n) evaluados son: Callide (4n), Toro (4n), Boma (4n), Épica INTA Peman (4n), Katambora (2n), Topcut (2n), Finecut (2n), Tolga (2n), Santana INTA Peman (2n)  y Reclaimer (2n). Los cultivares tetraploides son los de mayor sensibilidad ambiental, con valores superiores de producción de forraje con mayores precipitaciones y mejor condición edáfica. Los cultivares Finecut y Santana INTA Peman se destacan, entre los diploides, por su estabilidad en la producción en los distintos ciclos del cultivo, siendo los diploides más rústicos frente a situaciones desfavorables.

El mijo perenne (Panicum coloratum var. coloratum cv Verde) es una forrajera tropical nativa del continente africano, el cv Klein verde o pasto Klein o Verde se obtuvo en 1982 en EE UU. Se destaca por su resistencia a sequía y heladas, lo cual le permite adaptarse a la subregión semiárida de Argentina, ubicándose en segundo lugar en importancia luego del pasto llorón (Eragrostis curvula (Schrader) Ness). Dado que posee su pico de producción de forraje a mitad del verano, posterior al pasto llorón, permite continuarlo en la cadena pastos estivales. Asimismo, su calidad estacional y la de su diferido son superiores a otras especies tropicales y su cultivo permite ser intersembrado en otoño con leguminosas invernales como vicia villosa (Vicia villosa Roth) que mejoran la cantidad y calidad del pasto disponible en invierno. Los mejores suelos para esta especie son los francos a franco arenosos, pero se comporta bien en suelos pesados con encostramiento superficial, manifestando una importante plasticidad. Soporta bien niveles moderados de salinidad y sodicidad. Dentro de esta especie también se ha evaluado el cv Bambatsi (P. coloratum var makarikariensi). Aunque esta variedad botánica se adapta a regiones de 550 a 1.100 mm y suelos franco y franco arcillosos. Tiene moderada tolerancia a la salinidad y soporta anegamientos en forma comparable a Setaria sphacelata. Las plántulas de P. coloratum var. makarikariense tendrían mayor producción de forraje en condiciones de hipoxia (falta de oxígeno por inundación) que las de P. coloratum var. coloratum. Sin embargo, las dos variedades botánicas muestran un comportamiento similar frente al estrés combinado por anegamiento y sales. Puede tolerar sequias transitorias debido a su profundo sistema radical. En su centro de origen, de planicies inundables, llueven sólo 375 mm.año-1. Se recomienda su utilización en el oeste y norte de Entre Ríos, norte y este de Santa Fe, La temperatura óptima es de 35 °C y no soporta demasiado las heladas ni el sombreado. Actualmente existe el cv nacional Kapivera INTA, de P. coloratum var makarikariensi, que presenta mayor peso de semilla, que se traduce en una mayor capacidad de implantación.

Otras especies y cv que merecen mayor investigación y difusión, principalmente para la subregión pampeana semiárida, son: digitaria (Digitaria eriantha ssp eriantha cv Irene y cv Avanzada INTA), pasto varilla (Panicum virgatum cv. Álamo), pasto verde (Tetrachne dregei Nees), pasto lanudo (Anthephora pubescens Nees cv Wollie), pasto Guatemala (Tripsacum dactyloides (L) L. y diferentes variedades botánicas de pasto llorón.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 5 =