Ingesta de azúcares, en la nuevas normas se recomienda la mitad

Nutrición y salud

Ingesta de azúcares, en la nuevas normas se recomienda la mitad

Lic. Josefina Marcenaro

Licenciada en Nutrición

jmarcenaro@hotmail.com

Algunos de los problemas que causa consumir azúcar en exceso son aparición de caries, aumento de peso, diabetes, nerviosismo, hipertensión y colesterol.

Cuando el consumo de azúcar se vuelve excesivo

Es cierto que el cuerpo necesita azúcar para funcionar, especialmente el cerebro, pero este azúcar es importante encontrarlo en fuentes naturales y no en productos industriales donde el azúcar se convierte en un factor de riesgo.

Las enfermedades no transmisibles constituyen la principal causa de mortalidad, pues provocaron en 2012 38 millones (68%) de los 56 millones de muertes en todo el mundo. Más del 40% de esas muertes (16 millones) fueron prematuras (es decir, antes los 70 años de edad). Casi tres cuartas partes de todas las muertes por enfermedades no transmisibles (28 millones), y la mayoría de las muertes prematuras (82%), ocurrieron en países de ingresos bajos y medianos. 

Los factores de riesgo modificables, como la mala alimentación y la falta de ejercicio físico, se encuentran entre las causas más frecuentes de las enfermedades no transmisibles. Éstas además aumentan el riesgo de obesidad, un factor de riesgo independiente para muchas enfermedades no transmisibles, que también va en aumento rápidamente en todo el mundo. Una ingesta elevada de azúcares libres es preocupante por su asociación con la mala calidad de la dieta, la obesidad y el riesgo de contraer enfermedades no transmisibles (OMS).

Ingesta de azúcares recomendada en la directriz de la OMS para adultos y niños


En la nueva directriz sobre la ingesta de azúcares para adultos y niños de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se recomienda reducir el consumo de azúcares libres a lo largo del ciclo de vida. Se ha recomendado a los adultos con un índice de masa corporal normal reducir el consumo de azúcar al 5% de la ingesta calórica diaria, lo que equivale a unos 25 gramos al día. Hasta ahora el organismo aconsejaba que el consumo de azucares fuera menor del 10% del consumo calórico total, se reduce a la mitad.

Este nuevo límite incluye tanto a los azúcares añadidos a los alimentos por los fabricantes, cocineros o consumidores, así como a los azúcares presentes de forma natural en la miel, los jarabes, los jugos de fruta y los concentrados de fruta. Y es que, según ha avisado la OMS, «gran parte» de los azúcares que se consumen actualmente están «escondidos» en alimentos elaborados que generalmente no se consideran dulces. Por ejemplo: una cucharada de ‘ketchup’ contiene unos 4 gramos de azúcar, y una sola lata de refresco endulzado con azúcar contiene hasta 40 gramos.

Lo mismo pasa con productos diseñados para la primera infancia. Si bien las frutas o jugos naturales de ellas cuentan con azúcares propios de la fruta, los purés comercializados tienen agregados “extras” o mismo los postres para niños. Se pide que allí te preste atención.

Este proyecto se ha elaborado sobre la base de análisis de todos los estudios científicos publicados acerca del consumo de azúcares y de la relación entre ese consumo, el aumento de peso excesivo y las caries dentales en adultos y niños.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete + uno =