Alimentos ultraprocesados

Producir XXI, abril 2020

Elegir bien los alimentos es cuidarse

Alimentos ultraprocesados

Lic. Josefina Marcenaro
Licenciada en Nutrición
jmarcenaro@hotmail.com

Comer muchos alimentos ultraprocesados ​​podría ser una señal de otros hábitos poco saludables, como el sedentarismo por ejemplo.

¿Que entendemos por alimentos procesados y ultraprocesados?

Los alimentos mínimamente procesados ​​conservan la mayor parte de sus propiedades nutricionales y físicas inherentes, e incluyen frutas y verduras precortadas y lavadas, ensaladas en bolsas y frutos secos tostados. Aquellos, junto con los alimentos procesados ​​para ayudar a preservar y mejorar los nutrientes y la frescura de los alimentos en su punto máximo, como el atún enlatado y los tomates, así como las frutas y verduras congeladas, son saludables y ofrecen nutrientes importantes.

Otros alimentos mínimamente procesados, y por lo tanto más saludables, incluyen salsas y aderezos, así como cereales, galletas saladas, yogur y leche enriquecida con calcio y vitamina D.

Los alimentos más procesados, también conocidos como alimentos “ultraprocesados”, son formulaciones de sal, azúcar, aceites y grasas, así como saborizantes, colores y otros aditivos, y se consumen principalmente en forma de bocadillos, postres y comidas rápidas, listas para comer y calientes.

Los alimentos ultraprocesados ​​son formulaciones industriales que normalmente contienen cinco o más ingredientes y pueden contener, por ejemplo, aceites hidrogenados, colorantes o potenciadores del sabor que no se encuentran en otros alimentos procesados.

Aquí hay una lista de algunos alimentos ultraprocesados comunes:

  • Bebidas carbonatadas
  • Bocaditos dulces o salados
  • Helado
  • Dulces (Confitería)
  • Margarinas
  • Galletas, pasteles y tartas
  • Barras de cereal
  • Bebidas con sabor a “fruta”
  • Bebidas de cacao
  • Extractos de carnes rojas y de pollo
  • Salsas “instantáneas”
  • Productos “saludables” y “adelgazantes”, como sustitutos de comida y platos en polvo o “fortificados”
  • Tartas, pastas y pizzas precocinadas “Nuggets” y “sticks” de pollo y pescado
  • Hamburguesas
  • Salchichas
  • Bollería
  • Sopas, fideos y postres “instantáneos” en polvo y envasados

Al mirar la lista seguramente reconociste a varios. Como siempre digo cuando hablo de esto con mis pacientes, estos alimentos se pueden disfrutar con moderación. Lo que tratamos de hacer con esta diferenciación, es identificar los tipos de alimentos (naturales, procesados, ultraprocesados) para que la selección sea equilibrada y saludable.

No debemos confundir llevar una alimentación saludable con obsesionarnos con evitar todo tipo de ultraprocesados. Simplemente debemos entender que cuanto menos los consumamos, mejor.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − 1 =