Verano en forma

Dietas y salud.

Verano en forma

Lic. JOSEFINA MARCENARO

Licenciada en Nutrición

jmarcenaro@hotmail.com

Llega esta época del año y nos acordamos de nuestro cuerpo. Queremos lograr lo imaginable en sólo dos meses y a eso le sumamos las fiestas de fin de año, vacaciones, reuniones de despedida…

El calor y las dietas

Es importante no hacer locuras, tomando dietas de moda o super restrictivas y abordar el tema con seriedad, con fundamento. Es clave plantearse metas alcanzables y mantener la mente tranquila, como siempre recomendamos.

Lo primordial para poder ordenar nuestros hábitos es ver a un médico de confianza que realice un chequeo general y nos diga que actividad física podemos hacer. Luego concurrir a un nutricionista para poder reorganizar las comidas, plantear objetivos viables y lógicos para cada persona. Moldear el cuerpo se puede y la nutrición sana y equilibrada y el ejercicio físico son bases fundamentales.

Los días más cálidos nos permiten incorporar comidas más livianas como verduras, soufles o revueltos. Las frutas son más variadas y toman más protagonismo. Las colaciones sin harinas como fruta, gelatinas light o 1 yogur ayudan a no agregar carbohidratos en horarios no necesarios y a bajar de peso más rápido si es lo que se está buscando.

Lo que debemos tener en cuenta es que, debido al calor, tenemos mayores posibilidades de deshidratarnos. Por ello es recomendable beber una mayor cantidad de líquido, y priorizar el consumo de alimentos frescos, en particular verduras y frutas, ya que son ricas en agua, vitaminas y minerales, y sirven para rehidratarse.

Cuidar los excesos

Es recomendable evitar las comidas grasas, los lácteos enteros y las carnes grasas ya que aportan colesterol en exceso.

Sin embargo, los alimentos básicos como los cereales, lácteos y carnes no deben eliminarse de la dieta. Es fundamental recordar que cada grupo alimentario aporta componentes primordiales para una buena nutrición, ya sea calcio, hierro, o proteínas, y no se debe descuidar ningún aspecto.

La actividad física de manera habitual ayuda a mantenerse en forma

Es por eso que tener una rutina de actividad física es fundamental para verse bien. Es importante que cada rutina se adapte a la persona ya que no todos necesitamos la misma intensidad o tipo de ejercicio. De la misma forma que cada dieta es personal la rutina de actividad debería ser personalizada y supervisada por un profesional idóneo.

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *